Luego de la preocupación que había externado, el sector patronal del país aplaudió la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), de ratificar la Constitucionalidad de limitar a un máximo de 12 meses el pago de salarios vencidos por despido injustificado en un juicio laboral.

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), sostuvo que la decisión de no alterar la reforma laboral genera certidumbre entre los empresarios, lo que sin duda, dijo, fortalecerá la creación de empleos en los sectores productivos y la estabilidad de los trabajadores.

En un comunicado, el dirigente empresarial calificó de la mayor importancia la resolución de los ministros, al considerar que la reforma al artículo 48, párrafo segundo de la Ley Federal del Trabajo, no transgrede el principio de progresividad que prevé el Artículo 1 de la Constitución ni los convenios en derechos humanos suscritos por México.

Los ministros resolvieron que la norma no desconoce derechos humanos de los trabajadores en tanto la acción por despido injustificado continúa siendo tutelada en la ley a través de la reinstalación o la indemnización por tres meses, a elección del trabajador, además de que la legislación prevé el pago de salarios caídos , explicó.

Incluso, abundó, prevé otras medidas para desalentar toda práctica que tenga por objeto retardar u obstaculizar sin justificación alguna la resolución de un juicio laboral con la evidente intención de tutelar los derechos del trabajador sin demérito de la conservación de las fuentes de empleo.

Flexibilidad laboral

El fallo de la SCJN da certidumbre a los trabajadores de concluir los procesos de manera más rápida y beneficia a la empresa, que debe lograr flexibilidad en las terminaciones contractuales, comentó Hugo Ítalo Morales, de la comisión laboral de la Canacintra.

[email protected]