Sin temor por “una posible cacería en contra de los sindicatos corporativos” y sí con un tono conciliador, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y el Congreso del Trabajo, en voz de su dirigente, Carlo Aceves del Olmo, ve la posibilidad de “cooperar con el nuevo gobierno”, siendo muy cuidadosos de las medidas que se pretendan adoptar en la política laboral.

Después de un encuentro entre los dirigentes sindicales de todos los estados y tras entablar una reunión con el dirigente del PRI, René Juárez Cisneros, el dirigente de la CTM afirmó que “estamos con la conciencia tranquila” y en la búsqueda de una reunión con el candidato ganador en las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador, una vez que tome posesión. Aceves del Olmo hizo un llamado para que, en este momento, se sumen todos los sindicatos —los corporativos y los independientes—, para hacer una propuesta que defina la política laboral en el país.

“Nosotros estamos curados de espanto con las cacerías de brujas, porque tratamos de conservar todo lo que hicieron los ancestros y, ahora que manejamos nosotros la central, la cuidamos más, estamos con la conciencia tranquila”. Dijo que “no creo que tengan materia para hacer una cacería de brujas, con la ley en la mano que nos demuestren si tenemos algo que pagar”, sentenció.

El dirigente espera una buena relación con quien podría ocupar el cargo de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa Alcalde, con quien trabajó en la reforma del 2012, y pidió que el padre de la futura secretaria, el abogado Arturo Alcalde, “no vaya a asesorarla”; cabe señalar que estos sindicatos han sido fuertemente criticados por impedir la existencia de un mayor numero de sindicatos y la votación libre y secreta.

Prefieren el tripartismo

Del Olmo explicó que las reformas secundarias que están en discusión en el Senado, y que permitirían cumplir con la reforma constitucional para desaparecer las juntas de Conciliación y Arbitraje, se han detenido, “no queremos ser un escalón para terminar con el tripartismo”. Dijo que, en caso de desaparecer, “perderíamos la representación en las juntas de Conciliación y Arbitraje”.

Vale la pena destacar que la CTM junto con organizaciones sindicales como la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos han tenido por más de siete décadas la representación tripartita en organismos como el Infonavit, el IMSS y Conasami.

pmartinez@eleconomista.com.mx