Derivado de la reforma constitucional del sector, los radiodifusores del país ya están habilitados para dar servicios convergentes; alrededor de 1,100 concesiones otorgadas a radiodifusores de radio y televisión cuentan con concesión única y una de espectro radioeléctrico que les permitiría ser una industria convergente y eventualmente ofrecer servicios de telecomunicaciones o tv por cable, según datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

La semana pasada, los radiodifusores del país hicieron un llamado por que se tome más en cuenta a la industria y se haga de la radiodifusión un servicio convergente, tal como sucede en el plano internacional debido a que las audiencias demandan conectividad y nuevas tecnologías.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro del IFT, comentó que todos los nuevos concesionarios derivados de las licitaciones de radio y televisión que ha realizado el Instituto, así como los cambios de AM a FM, recibieron dos concesiones: una única y una de espectro radioeléctrico.

Explicó que con la concesión única pueden prestar servicio de telecomunicaciones o radiodifusión en cualquier parte del territorio nacional. Sin embargo, si el servicio que deseen prestar requiere de espectro, requieren la concesión de espectro correspondiente. Por ejemplo, con la concesión única podrían prestar servicios de televisión por cable.

Por su parte, María Elena Estavillo, comisionada del IFT, consideró que el tema de la convergencia es muy amplio y de múltiples partes interesadas, pero en el origen del fenómeno está el avance tecnológico y la transformación de los hábitos y preferencias de los consumidores. “Tanto la industria como las autoridades tenemos el reto de adaptarnos al nuevo entorno”.

Así, dijo, la industria debe responder a las nuevas demandas y aprovechar el avance tecnológico, lo que exige entender qué prefieren las distintas audiencias actuales y qué buscan los anunciantes para llegar a su público objetivo.

Esto puede significar revisar los modelos de negocio, generar nueva oferta y transformarse tecnológicamente.

Por parte del entorno regulatorio, la responsabilidad es asegurar incentivos para la inversión, eliminar barreras, impulsar condiciones de competencia y proteger a los consumidores.

De ahí la creación de la figura de concesión única, a través de la cual el IFT ha habilitado a los concesionarios para prestar cualquier servicio que permita su tecnología, sin imponerles ningún tipo de restricción. La funcionaria comentó que con la concesión única los radiodifusores pueden proveer servicios de telecomunicaciones alámbricas, por ejemplo, que no requieren espectro, o arrendar espectro de otro concesionario para dar servicios inalámbricos.

También pueden solicitar autorización para multiprogramar y con ello hacer un uso más intensivo y eficiente de su espectro.

Edgar Pereda, ahora expresidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión, destacó que la tendencia internacional es propiciar la convergencia de servicios, ya que las audiencias demandan conectividad y nuevas tecnologías.

[email protected]