La Organización Internacional del Trabajo (OIT) informó que, por primera vez, hay un tratado internacional que establece el derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia y acoso, ello en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Se trata del Convenio 190, el cual se adoptó hace 5 meses y que ahora debe traducirse en medidas prácticas y concretas de todos los países miembros.

En un discurso del director general de la OIT, Guy Rayder, informó que este Convenio se dio a conocer el pasado mes de junio, con el fin de que los gobiernos y organizaciones de trabajadores y empleadores ratifiquen dicho convenio, “este compromiso debe traducirse en medidas”.

Asimismo, destacó que “la violencia y el acoso en el mundo del trabajo tienen enormes costos humanos, sociales y económicos. La violencia y el acoso constituyen una de las mayores amenazas para el trabajo decente. Se acabaron las excusas. Trabajemos juntos y hagamos que la promesa del Convenio número 190 sea una realidad para todos”.

De acuerdo con datos de la OIT ningún país miembro ha ratificado dicho Convenio, de ahí la importancia que sea revisado.

kg