Cada vez es más común que las empresas, sin importar su giro, se sumen a la tendencia de la Responsabilidad Social Empresarial, lo cual es benéfico para el mundo entero, pues entre más personas se alineen con este propósito tendremos una mejor calidad de vida.

La desarrolladora inmobiliaria Marhnos cuenta con cinco unidades de negocio: Hábitat, que se dedica a la realización de vivienda vertical; Hospitalia, enfocada a crear edificaciones de hospitales; Autopistas, que se llevan a cabo en colaboración con gobierno, bajo la figura APP (Asociaciones Público Privadas); Edificios público privados, y una división inmobiliaria.

“Con una trayectoria de más de 64 años en el mercado, nuestros líderes y la empresa tienen una cultura promotora del bienestar y la contribución social, por lo cual nos hemos enfocado en la búsqueda de creación de valor en todos nuestros proyectos y operaciones con el objetivo de que sean sustentables en lo económico, pero también en lo social y ambiental. Estamos comprometidos con nuestro propósito que es construir bienestar y buscamos desde esta perspectiva hacer un impacto real y positivo en las sociedades de México y Guatemala, donde tenemos presencia”, explicó Angélica García, directora de Desarrollo Humano en Marhnos.

La directiva asegura que además de ser una empresa innovadora, que opera con transparencia, siempre están buscando las mejores prácticas de mercado, y desde el enfoque de desarrollo humano, no es la excepción, lo que le ha valido ser reconocida como Empresa Socialmente Responsable por parte del Centro Mexicano para la Filantropía (Cemefi) por 12 años consecutivos.

“Desde la fundación de la empresa hemos trabajado en diversos ámbitos y hemos continuado trabajando por preservar nuestro entorno, por el bien común y de las generaciones futuras y lo que hemos hecho es alinear todas nuestras iniciativas a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU”, explicó Angélica García.

Para este año, en Marhnos se han dado a la tarea de implementar 34 iniciativas que estarán alineadas a estos 17 ODS y tan sólo en el primer semestre del año ya han sido implementadas 18 de ellas, las cuales han sido apoyadas por 100% de los colaboradores.

“Fundamentalmente a través de toda esta alineación a los ODS tenemos ejes internos que nos permiten armar un programa anual que promueva una vida saludable y de bienestar para nuestros empleados, a su vez buscamos generar una cultura y una conciencia para que impactemos directamente en nuevos hábitos saludables y nuevas posibilidades de una mejor calidad de vida a las familias de nuestros colaboradores”, detalló Abril Martínez, subdirectora del área de Desarrollo Humano de Marhnos.

Por otro lado, la empresa ha logrado establecer alianzas con instituciones y fundaciones de renombre para apoyar el desarrollo al interior de la firma, “tenemos por ejemplo una colaboración con Queremos Mexicanos Activos AC con quienes hemos establecido un programa para ser una empresa activa y saludable, de igual forma trabajamos con la USEM, que es la Unión Social de Empresarios de México, con quienes estamos implementando un semáforo de eliminación de pobreza y lo estamos alineando mucho con el eje y objetivo de cero pobreza que es el número uno de los 17 ODS de la ONU”, indicó Abril Martínez.

En este 2018 Marhnos se ha propuesto consolidar la práctica de una actividad física de manera constante por cada colaborador con el objetivo de fortalecer su salud, por lo que ya tienen pausas activas donde con una serie de ejercicios los empleados puedan descontracturar el cuerpo y mejorar y consolidar su salud. También se llevó a cabo la organización de un maratón donde esperaban la participación de 50 colaboradores y llegaron a 116 con 14,386 kilómetros recorridos entre toda la compañía.

En el tema de Semáforo de Pobreza, “esta herramienta es una métrica que tiene integrada una metodología de trabajo que nos permite evaluar el nivel de pobreza que tienen nuestros colaboradores, para generar un diagnóstico para ellos, es como una autoevaluación, donde a través de una serie de acciones pueden tomar estrategias para atender cada una de ellas, las divisiones que mide este semáforo son temas e ingresos y empleo. Ellos evalúan si sus ingresos les permiten tener un ahorro familiar, cuántos baños y habitaciones tiene su vivienda, en el tema de seguridad, si está en un lugar urbanizado o no, en educación y cultura, para ver cuál es su nivel de alfabetización, entre otras, así podemos ayudarlos con estas estrategias a reducir su nivel de pobreza y puedan tomar el control para apuntalar y disminuir estos procesos”, acotó la subdirectora de Marhnos.

En el eje de educación de calidad, “tenemos programas muy puntuales de capacitación donde intervienen los casi 1,000 empleados de la compañía y se les da diversas capacitaciones de técnicas hasta capacitaciones que ayudan a sus competencias humanas como liderazgo, comunicación, toma de decisiones, etcétera; hemos trabajado mucho en ellos y además participamos en un programa que se llama Impulsa, donde a través de voluntarios, 24 por año, van a dar clases a niños de primarias seleccionadas con el objetivo de fomentar esta educación, sobre todo educación cívica, donde se promueva una parte de ser emprendedores”, agregó Angélica García.

Finalmente la directora de Desarrollo Humano enfatizó que están a punto de colaborar con la fundación Construyendo y Creciendo AC, cuya función es alfabetizar a colaboradores que quizá no terminaron su primaria y buscan apoyarlos a que terminen sus estudios en la medida de lo posible hasta preparatoria.