El consumo privado en los hogares mexicanos registró en abril una pronunciada desaceleración respecto a marzo, al crecer 1.6%, 2.9 puntos porcentuales menos que en el mes inmediato anterior (4.5%); además, es su crecimiento más débil desde 1% de marzo del 2014, aunque en el transcurso de los últimos cuatro años ha vivido alzas en torno a 1.8 por ciento.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior registró una baja de ritmo en el crecimiento de todos sus componentes.

La compra de bienes y servicios de origen nacional creció 1.2% en abril pasado, cuando su crecimiento en marzo fue de 4.3%, además, fue su resultado más débil desde diciembre del año pasado. Tomando en cuenta únicamente el consumo de bienes nacionales, éste pasó de un alza de 6.4% en marzo a una de apenas 0.5% en abril. En el caso de los servicios nacionales, su crecimiento fue similar al del mes inmediato anterior: 2.3 por ciento. Por otro lado, el consumo de bienes importados también desaceleró, pues pasó de un crecimiento de 7.2% en marzo a uno de 3.4% en abril, una desaceleración de 3.8 puntos.

Respecto a la variación anual acumulada, ésta fue de 2.7% a abril, menor a la de 3.1% del 2017, pero mayor a la de 2.2% que se registró al tercer mes de este año. Por componentes, la compra de bienes y servicios de origen nacional creció 2.4% y el consumo de bienes importados registró un alza de 6.2% en el cuarto mes del año.

En cifras originales, el consumo privado se elevó 4.4% en abril pasado.

El debilitamiento del consumo privado va en línea que el que reportaron anteriormente otros indicadores de consumo para el cuarto mes del año. Cabe recordar que las ventas de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) cayeron 0.2%, mientras que las de Walmart en México crecieron 2.4% a unidades iguales, tras el alza de 13.5% en marzo.

Sin embargo, los datos más recientes tanto de las ventas de la ANTAD como de Walmart, marcaron una tendencia al alza. En mayo, las primeras crecieron 5.6%, mientras que las segundas mostraron un alza de 7.4 por ciento.

En el caso de Walmart, ya dio a conocer el dato más reciente (junio), registrando el crecimiento más alto (para un sexto mes) desde el 2012. Sus ventas comparables crecieron 10 por ciento. Analistas lo atribuyeron a factores como el incremento en el gasto por efecto del periodo electoral en México y al arranque del Mundial de futbol con los primeros dos partidos ganados de la Selección Mexicana.

[email protected]