En el 2019, el consumo realizado en los hogares mexicanos, componente de mayor peso del Producto Interno Bruto, presentó un ligero incremento de 1%, su resultado más débil desde el 2009 cuando reportó un decremento de 6%, de acuerdo con datos originales del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).

“El indicador que mide el gasto realizado por los hogares en bienes de consumo presentó resultados débiles, lo cual se explica principalmente por la desaceleración en la actividad económica registrada a lo largo del año pasado”, mencionó Jannet Quiroz Zamora, subdirectora de Análisis Económico en Monex Grupo Financiero .

Durante diciembre, el indicador que mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, creció 0.4% anual. Para un duodécimo mes, representó el dato más bajo reportado desde el 2012 cuando presentó una contracción de 0.9 por ciento.

A su interior, los gastos de bienes importados incrementaron 2.9%, en tanto que los bienes de origen doméstico de bienes y servicios no presentaron cambios, los gastos en servicios aumentaron 0.6% y el correspondiente a los bienes se contrajo 0.4% anual, según cifras desestacionalizadas del Inegi.

“Pese a que se contó con un sábado menos que en diciembre del 2018, favoreció a la comparativa anual la desaceleración del consumo en ese mes tras la decisión de algunos hogares de posponer su gasto para aprovechar la baja en impuestos que entraría en vigor a partir del 2019, en la frontera norte”, mencionó en un reporte Ángel Huerta Monzalvo, economista en Grupo Financiero Ve por Más.

Respecto a su comparación mensual, el consumo privado en el mercado interior decreció 0.4 por ciento.

[email protected]