El impacto en la industria láctea en México podría ser mínimo, luego de las medidas arancelarias tomadas en acero y aluminio por Estados Unidos y la respuesta del gobierno de México, ya que el empaque, que es donde ocupan aluminio, representa hasta 7% del costo total de producción de un producto; sin embargo, para los quesos cambia el panorama, porque el 75% son importados.

René Fonseca Medina, director general de la Canilec, dijo que el principal costo de la leche es la materia prima, mientras que el empaque es hasta 7% del precio total. En el empaque es donde se utiliza una capa de aluminio, el resto es polietileno y cartón.

“Vamos a ver cuáles son las alternativa de abastecimiento, no lo tengo claro en este momento, seguramente las empresas lo estarán buscando desde ya, y seguro habrá opciones para abastecerse de este insumo. La industria no está pensando en incrementar precios, estamos en un mercado que tiene dificultades para colocar la producción, aunque sí tenemos crecimiento en la industria, pero tampoco está en la capacidad de absorber costos adicionales”, dijo Miguel Ángel García Paredes, presidente de la Canilec.

En México el consumo per cápita de leche de vaca en 2017 fue de 36.8 litros, dando un valor a la industria de 51,442 millones de pesos, con una expectativa de crecimiento del 6.4% rumbo al 2022, hasta alcanzar los 55,235.8 millones de pesos. Los líderes del mercado con 45.1% fueron Grupo Lala, seguido de Alpura con 22.1%, y 7.9% Liconsa, de acuerdo con la consultora de consumo Euromonitor.

Por la mañana del jueves la administración del presidente Donald Trump anunció que impondrá aranceles a las importaciones de acero (25%) y aluminio (10%) de México, Canadá y la Unión Europea a partir del primer minuto de este viernes 1 de junio. En respuesta la Secretaría de Economía informó que se pondrán medidas equivalentes a diversos productos como aceros planos, paletas de puerco, embutidos y preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, diversos quesos, etc.

La guerra comercial que realmente podría pegar a México es la respuesta de la Secretaría de Economía con aranceles a los quesos, y es que el 75% son importados de Estados Unidos.

“Los quesos que más importamos es para food service, hoteles, restaurantes y comida rápida. Los productos que más importamos de Estados Unidos son mozzarella, gouda, queso crema, monterrey jack y parmesano”, detalló Rodrigo Fernández, director en México del consejo de exportación de lácteos de EU.

Apuntaron que sí hay posibilidad de sustituir esa importación con producto local, y es una oportunidad para incentivar lo local.

“Ahora las guerras se libran teniendo como rehenes a los consumidores”, pronunció Salvador Álvarez Morán, vocal ejecutivo de la Comisión Ejecutiva Bovinos Leche.

maria.rodriguez@eleconomista.mx