Durante el 2019 los consumidores mexicanos han moderado su nivel de confianza en la economía mexicana en comparación con lo registrado durante el 2018. Especialmente, han moderado su optimismo respecto de la economía nacional, pero tienen mayores expectativas respecto de la situación económica de sus hogares.

En noviembre de este año el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) se colocó en un nivel de 43.5 puntos de un umbral de 50, lo que implicó una reducción de 0.4 puntos en comparación con la cifra para octubre, de 43.9 puntos, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La confianza de los consumidores ha registrado caídas en siete de los 11 meses transcurridos. El optimismo de los hogares creció durante enero y febrero para después registrar cinco contracciones consecutivas de marzo a julio. Se recuperó durante agosto y septiembre y volvió a los números rojos en octubre y noviembre.

De los componentes del ICC en el que menos confianza tienen es en la posibilidad económica de adquirir artículos para el hogar en el momento actual; el nivel de confianza para este rubro se colocó en 24.1 puntos de 50. En sólo un mes, de octubre a noviembre, la confianza en este rubro cayó 0.3 puntos.

Por su parte, los componentes más castigaron fueron los que evalúan la confianza de los mexicanos en la situación actual de la economía. Los hogares recortaron 0.8 puntos su confianza en que la situación del país actualmente es mejor que hace un año. También recortaron 0.8 puntos sus expectativas para el próximo año sobre la situación de México.

Los únicos rubros en los que se mostraron optimistas fueron los relacionados con la economía aislada de sus hogares. Los consumidores incrementaron 0.4 puntos la confianza en que a los integrantes de su familia les va mejor que hace un año y subieron 0.1 puntos su confianza en que en el próximo año les vaya mejor.

En el análisis anual del nivel de confianza de los consumidores nacionales el resultado sí fue positivo. El crecimiento fue de 2.2 puntos, explicado por una base muy baja registrada durante noviembre del año pasado, con la caída de 1.0 puntos de la confianza de los consumidores. 

También moderan confianza en la situación macroeconómica

Los hogares mexicanos también mostraron menores expectativas respecto del comportamiento de las principales variables macroeconómicas del país.

Se redujo en 0.1 puntos la calificación que otorgan los consumidores a su situación económica y en 0.3 puntos las posibilidades económicas para adquirir productos de consumo básico, como ropa, zapatos, alimentos y productos de higiene. 

Los consumidores recortaron en 0.7 y 2.0 puntos respectivamente su confianza en que la situación de empleo mejore y en que el nivel de precios se mantendrá estable durante los próximos 12 meses.

Ligeramente más confiados en poder ahorrar y viajar

Algunos de los indicadores de confianza complementarios mostraron resultados positivos, contrario a la tendencia del ICC general. De octubre a noviembre del 2019 los mexicanos se mostraron más optimistas respecto de sus posibilidades para destinar ingresos al consumo futuro. 

El nivel de confianza en poder realizar un viaje por vacaciones al menos en los próximos 12 meses incrementó 1.0 puntos, las posubilidades económicas de las familias para ahorrar alguna parte de sus ingresos en relación con las que tenían hace un año aumentaron 0.8 puntos y las posibilidades actuales de ahorro incrementaron 0.4 puntos.