En septiembre, los consumidores estadounidenses se preocuparon menos por la pérdida de empleos y se mostraron más optimistas sobre sus ingresos; sin embargo, los efectos de la crisis económica causada por la pandemia persistieron, dió a conocer la Reserva Federal de Nueva York en un sondeo publicado el martes.

La probabilidad media percibida de quedarse sin empleo durante el próximo año bajó a 16.6%, en septiembre, desde 18% de agosto, sin embargo, todavía se encuentra muy por encima del nivel prepandémico que se ubicó en 13.8% en febrero.

La caída en la cifra fue impulsada, principalmente, por una mejora de la confianza entre las personas mayores de 60 años y aquellos con ingresos familiares por debajo de 50,000 dólares, mostró el sondeo.

Asimismo, mientras que el mercado laboral de Estados Unidos continúa “sanándose” del daño causado por la pandemia, los datos publicados por el Departamento de Trabajo a principios de este mes muestran que la recuperación se está desacelerando.

Las nóminas no agrícolas aumentaron en 661,000 puestos de trabajo durante septiembre, el menor incremento desde que la recuperación de los puestos de trabajo comenzó en mayo.

Sin embargo, la encuesta de la Fed sugiere que algunos consumidores piensan que lo peor en el mercado laboral ya pasó. Las expectativas de que la tasa de desempleo de Estados Unidos sea más alta en un año bajó a un promedio de 36.4% en septiembre desde 39.1% registrado en agosto.

Por su parte, los consumidores informaron que se sienten mejor con respecto a su sueldo y su capacidad de gasto.

La expectativa media de crecimiento de los ingresos de los hogares aumentó a 2.3% en septiembre, 0.1 punto porcentual más que en agosto, pero aún por debajo de la media de 2.8% del 2019. La mediana de las expectativas de crecimiento del gasto de los hogares aumentó a 3.4% en septiembre, desde 3% en agosto, alcanzando el nivel más alto desde mayo del 2019.

La encuesta de expectativas de los consumidores es mensual con una muestra rotativa de 1,300 hogares.

Acelera IPC en EU

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Estados Unidos y a tasa anual, subió desde 1.3% en  agosto a 1.4% en septiembre, dato que estuvo en línea con las expectativas de los analistas; esto significa que sólo en el noveno mes hubo un aumento de 0.2%, luego de haberse incrementando 0.4% en agosto del 2020, según información del Departamento de Trabajo estadounidense.

Asimismo, el Índice de Optimismo Empresarial Independiente de la Federación Nacional subió 3.8 puntos, colocándose en 104 puntos para septiembre, su nivel máximo desde febrero.