La Federación alemana de consumidores pide a Volkswagen, responsable de varios engaños o trucajes en sus motores, una compensación bajo forma de bonos de compra para los clientes alemanes afectados, afirmó este lunes a la prensa su presidente.

"El grupo debe asumir sus responsabilidades" declaró Klaus Muller, presidente de la federación de asociaciones de protección del consumidor (VZBZ), en entrevista publicada este lunes en el diario Rheinische Post. "Bonos de compra en Alemania serían lo mínimo para compensar a los consumidores afectados", añadió.

NOTICIA: De los 800,000 vehículos VW trucados, 98,000 tienen motor de gasolina

Sus palabras se producen después de que este fin de semana un sitio especializado estadounidense informara que Volkswagen quiere proponer a cada automovilista norteamericano cuyo motor estuvo equipado con un sistema de fraude un bono de compra de 1,250 dólares (1,160 euros).

Una parte de la suma de los bonos de compra sería utilizable únicamente en los concesionarios Volkswagen, para participar en la compra de un nuevo auto o de accesorios, y el resto podría gastarse en otros lugares, indicó el sitio "The Truth About Cars".

Volkswagen confirmó preparar una acción comercial en Estados Unidos y Canadá, cuyos detalles deben ser desvelados la próxima semana.

NOTICIA: Porsche se une a las víctimas de la mentira de Volkswagen

El grupo alemán, propietario de doce marcas de vehículos, se enfrenta desde septiembre a un escándalo provocado por la instalación de un sistema de fraude de los controles de emisiones de óxidos de nitrógeno en millones de vehículos diésel.

El escándalo se amplificó el martes pasado con las revelaciones de otros fraudes en emisiones de dióxido de carbono (CO2) de por lo menos 800,000 coches, incluyendo unos 98,000 con motores de gasolina.

erp