El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Eduardo Ramírez, consideró que las medidas publicadas por el gobierno federal para evitar la propagación del Covid-19, en el caso de su sector, no son tan precisas y se podría interpretar que pueden seguir trabajando como hasta ahora, atendiendo los requerimientos de sanidad, distancia y grupos no mayores a 50 personas.

Como muestra de la incertidumbre entre sus asociados, dijo, se mencionan las palabras conservación y mantenimiento de infraestructura, pero no de construcción. Tampoco distingue obras públicas de obras privadas.

“Hay muchas dudas. Somos conscientes de que las acciones son para beneficio de todos, pero no queremos caer en falta ante las autoridades. Lo cierto es que ante la escasez de trabajo registrada en la construcción, parar significaría un grave problema principalmente para las pymes, que no pueden garantizar pagos a sus trabajadores como se ha pedido. En la mayoría de los casos se vive al día”, comentó.

En el acuerdo publicado por la Secretaría de Salud se menciona que, por ser actividades esenciales, pueden continuar las necesarias para la conservación, mantenimiento y reparación de la infraestructura crítica que asegura la producción y distribución de servicios indispensables; a saber: agua potable, energía eléctrica, gas, petróleo, gasolina, turbosina, saneamiento básico, transporte público, infraestructura hospitalaria y médica, entre otros más que pudieran listarse en esta categoría.

Al respecto, Ramírez dijo que cumpliendo con las medidas establecidas se puede mantener en los siguientes días la actividad en la construcción de obras, aunque reconoció que a nivel nacional ya hay casos de ausentismo.

“Hace 15 días en la cámara publicamos un protocolo de contención del coronavirus en obras de construcción pensando en salvaguardar la salud de todos los trabajadores que ha dado buenos resultados e implementado en estados y municipios. Hasta el lunes 30 de marzo no habíamos parado ninguna obra en el país”, explicó.

En las siguientes horas, el presidente de la CMIC planea enviar una carta a la Secretaría de Gobernación pidiendo que se incluya la palabra construcción por que resulta necesario en caso de construir algún hospital o albergue en alguna parte del país para enfrentar la saturación de instalaciones actuales.

Sobre la falta de claridad entre obras públicas y privadas, refirió que se debería seguir el ejemplo de la Ciudad de México, donde ambas pueden continuar cumpliendo los requisitos al respecto hasta que no haya un cambio de decisión. “Una vez más decimos al gobierno que los constructores somos sus aliados. En caso de emergencia podemos ayudar para movilizar personas, carga y alimentos”, agregó.

Sonora pide acelerar pagos

En la declaratoria de emergencia sanitaria publicada por Sonora, se considera a la construcción como una actividad esencial y se menciona que las instancias del gobierno del estado harán las gestiones necesarias ante las secretarías del gobierno federal para que se logren las excepciones de ley correspondientes.

[email protected]