El incremento en los precios de los materiales de la construcción (principalmente acero y sus derivados, mortero, grava y cemento) que se registró en mayo, 12.6%, el mayor en los últimos 12 años para el mismo mes, da un nuevo impacto al sector.

Este año no se parece a ninguno, el próximo periodo electoral empieza a hacer ruido en los partidos políticos. En un análisis frío, podríamos cerrar con un crecimiento de 1.5%; sin embargo, la renegociación del tratado de libre comercio genera certidumbre y eso tiene efecto de atracción de Inversión Extranjera Directa , dijo el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Gustavo Arballo.

Sobre el incremento de los insumos del sector, el Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción, explicó que durante el quinto mes del 2017 y como consecuencia de un aumento en los precios internacionales del acero, aluminio, del asfalto, el mortero y el cemento, continuaron con una tendencia al alza.

El incremento de precios se debe a las fluctuaciones en el tipo de cambio y las alzas de combustibles observadas a principios de año.

El mes pasado, el material que tuvo el mayor aumento fueron las láminas metálicas, 29.6%, seguidas del cable, alambre y conductores eléctricos, 28%; asfalto y otros productos químicos, 21.3%; tubos y ductos metálicos, 19.9%; mortero, 19.8%; grava, 18.1%; arena, 17%; bloques, tabiques y tabicones de concreto, 16.5%, y cemento, 16.2 por ciento.

Los precios foráneos del acero siguen elevándose presionando al alza los precios internos de los materiales de la construcción.

A finales del año pasado, Arballo ya había anticipado un año complicado para la construcción por los efectos del gasolinazo, principalmente en acero y cemento, lo que obligaba a las empresas a ser más eficientes en sus procesos.

[email protected]