Puebla, Pue. El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Ricardo Pérez, comentó que la inversión de 10,000 millones de pesos que prevé aplicar el estado en 2012 resultará alentadora para recuperar las 710 fuentes laborales que se perdieron en 2011 y que cerró con 3,000.

Destacó que estas inversiones se sumarán a las que se hacen en el sector privado, que son por el orden de 2,000 millones de pesos, para proyectos de ampliación de empresas sobre todo en el sector automotriz e inmobiliario.

Comentó que los recursos que se prevé destinar a la obra pública representarán una oportunidad de trabajo para el sector de la construcción local que el año pasado tuvo una participación del 40% al ser empresas foráneas las que se llevaron los proyectos más grandes y que en este 2012 quedarán concluidos aquellos que se realizan en la Angelópolis.

Sostuvo que los constructores poblanos ven con optimismo que se generen acciones para fortalecer el crecimiento económico y con ello las oportunidades de empleo en el sector que encabeza.

Refirió que el haberse ratificado el pacto para la competitividad entre la CMIC, las agrupaciones sindicales y el gobierno local da certidumbre para continuar con las inversiones.

Asimismo, consideró importante que la administración estatal haya adelantado los proyectos en oficios de secas al cierre del año pasado para realizar las licitaciones de obras con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2012, aunque existe el riesgo de que algunas obras queden inconclusas.

Pérez Güemez dijo que algunos constructores tendrán la presión de concluir las obras antes de las elecciones federales de julio próximo cuando el tiempo de los proyectos, en promedio es de un año.