La delegación estatal de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) demandó al gobierno del estado iniciar los trabajos para la integración de un padrón único de constructores, que evite el desperdicio de más de 2,000 hojas en cada trámite que se realiza ante las distintas dependencias estatales y municipios, en la licitación de las obras.

El presidente estatal de la CMIC, Abraham González Martell, indicó que contar con un padrón único facilitará las licitaciones en las que participan los 147 socios de este organismo.

Consideró que al unificar la creación de un padrón único, con reconocimiento en las 18 presidencias municipales y todas las dependencias estatales, se evitará la entrega reiterada de 2,000 hojas en cada concurso.

Es una queja constante. En cada concurso tenemos que entregar 2,000 hojas. No es posible que hay constructores que tenemos tres o cinco concursos a la semana y gastamos 10,000 hojas, porque hay que mostrar nuestra información , declaró el Presidente estatal de la CMIC, quien además explicó que con el padrón único no sólo se evitaría este gasto, sino que se daría seguridad a las administraciones cuando se realizan licitaciones públicas y se unificarían los criterios en estos concursos.

Actualmente, cada ayuntamiento tiene reglas diferentes de operar con respecto a este tema.