El consejo de Administración de la petrolera ibérica Repsol acordó un cambio organizativo basado en su plan estratégico 2012-2016, mismo que estará marcado por la expropiación en abril de su filial argentina, YPF.

El ajuste supone la creación de dos áreas, una industrial y otra corporativa, y el nombramiento del actual director general de Exploración y Producción, Nemesio Fernández-Cuesta, como máximo responsable de la Dirección General de Negocios.

La propuesta del presidente de la firma, Antonio Brufau, se aprobó por unanimidad. Así, se consolidó la Dirección General de Exploración y Producción, mientras la anterior Dirección General de Downstream se dividió en dos áreas: Industrial (Refino y Química) y de Nuevas Energías, y otra Comercial (Marketing y GLP).

En alianza informativa con CincoDías.com