La petrolera estadounidense ConocoPhillips anunció el jueves que recibió 345 millones de dólares en efectivo y materias primas durante el último trimestre de la petrolera estatal venezolana PDVSA, como parte de un acuerdo luego de que Conoco confiscó algunos de sus activos en el Caribe.

Las ganancias son parte de la primera cuota de un acuerdo para cumplir con un laudo arbitral que otorgó 2,000 millones de dólares a Conoco por incumplimientos de contratos petroleros del país sudamericano.

El pago, que se conoció con el reporte de ganancias de la empresa del tercer trimestre, ocurre meses después de que Conoco acudió a los tribunales locales y obtuvo el derecho de incautar la mayor parte de los inventarios, logística y activos de almacenamiento de Petróleos de Venezuela en el Caribe para imponer un laudo arbitral de abril.

PDVSA no respondió a pedidos de comentarios.

La petrolera estatal se enfrenta a pagos en los próximos días por bonos con vencimiento en el 2020. PDVSA usó a los activos de Citgo Petroleum, su unidad de refinación en Estados Unidos, como garantía de 51% del bono del 2020.

Conoco expuso el jueves que espera recibir los 155 millones de dólares que faltan del primer pago de PDVSA este trimestre. Un portavoz de la petrolera estadounidense no detalló cuánto del pago inicial era efectivo y si los productos recibidos incluían crudo o productos refinados.

Fue a finales de agosto cuando la petrolera estadounidense anunció un acuerdo con la petrolera estatal venezolana para recuperar 2,000 millones de dólares tras la disputa por la expropiación de parte sus activos en el país.

PDVSA aceptó en aquella ocasión pagar 500 millones de dólares en un periodo de 90 días después de la firma del acuerdo y el resto de manera trimestral en cuatro años y medio.

“Como resultado del acuerdo, ConocoPhillips ha aceptado suspender sus acciones legales dentro de Corte Internacional de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (CCI)”, indicó la petrolera con sede en Houston (Texas) en un comunicado en aquella ocasión.

En abril, la corte de arbitraje de la CCI ordenó a PDVSA pagar a ConocoPhillips 2,040 millones de dólares tras la disolución no planificada de un acuerdo de producción mixta de petróleo.

El acuerdo anunciado está vinculado con la expropiación de las inversiones de la petrolera en varios proyectos en la Faja Petrolífera del Orinoco de Venezuela en el 2007, como parte de la nacionalización del sector por el fallecido presidente Hugo Chávez.

PDVSA también está preparando un pago de bonos de 949 millones de dólares que vencen el 29 de octubre. El plan para pagar el cupón y parte del principal de la deuda del 2020 de PDVSA sería una excepción para el gobierno de Nicolás Maduro, que ha acumulado casi 7,000 millones de dólares en incumplimiento de deuda con los inversores. Este bono está respaldado por una participación mayoritaria en Citgo, lo que significa que un impago permitiría a los tenedores de bonos reclamar la joya de la corona de los activos de Venezuela en Estados Unidos.