En un intenso cabildeo emprendido por organizaciones sindicales en Estados Unidos, lograron posicionar el tema de la legislación laboral mexicana —justicia laboral— para que 94 congresistas emitieran una carta de llamado al represente de Comercio de ese país, Robert Lightizer, en donde hacen llamado “a que se oponga activamente a la legislación anti-trabajador que está en proceso en el Senado de la República”.

La carta de los congresistas Rosa DeLauro, Bill Pascrell, Sander M. Levin, Bárbara Lee y Mark Pocan, entre otros, expusieron que “estamos alarmados y preocupados por las enmiendas a la Ley Laboral mexicana presentadas en el Senado el 22 de marzo. La iniciativa podría mantener la corrupción en el sistema que ha impedido por décadas que las y los trabajadores mexicanos ejerzan derecho a a libertad de sindicalización, negociación de mejores sueldos”.

Agregaron que “esto socava directamente el esfuerzo continuo para crear un campo de juego nivelado para los trabajadores estadounidenses y las empresas estadounidenses a través de la renegociación del Tratado de Libre Comercio y garantizará que México siga incumpliendo las normas laborales en el acuerdo actual. Le instamos a usted comunicar con sus contrapartes en México, y dejar en claro que la aprobación de esta ley tendrá serias ramificaciones e impactará negativamente en el esfuerzo de renegociar el TLCAN”.

abr