Las Tecnologías de la Información y la Comunicación se han vuelto una industria transversal a todos los sectores, desde el financiero pasando por gobierno, hasta las industrias automotriz y el campo. Para Mario de la Cruz, quien hasta el pasado 22 de marzo fue presidente de la Canieti y que seguirá formando parte de la cámara como director de la tecnológica estadounidense Cisco en México, el gran reto de la industria a la que representó se alinea con el objetivo de la administración de Andrés Manuel López Obrador acerca de conectar a más de 90% de la población mexicana a internet.

La inclusión social a través de las TIC será entonces una de las tareas prioritarias que tendrá Carlos Funes, director ejecutivo de la tecnológica mexicana Softtek, quien asumirá el cargo como presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información por los próximos tres años este lunes 25 de marzo.    

De acuerdo con información de la consultoría especializada en Tecnologías de la Información Select, esta industria ha tenido un crecimiento sostenido en los últimos dos años. Si bien De la Cruz inició su gestión al frente de la cámara, en 2016, con una disminución de -0.2%, la industria se recuperó en 2017 al crecer 4%, mientras que en 2018 alcanzó un incremento de 5 por ciento. El escenario que se le presenta a Funes en 2019 no es alentador, pues se prevé que esta industria crezca en promedio 2.3% en este año.  

Para De la Cruz, quien conversó en entrevista con El Economista, entre los logros de su gestión al frente de Canieti se encuentra la consolidación de la cámara como interlocutor de los asuntos públicos que tienen que ver con la industria a la que representa, entre los que se encuentra la implementación de las leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (ahora T-MEC) y el desarrollo de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad, a la que, adelantó, se le debe dar continuidad.    

¿Cuáles fueron los retos de tu gestión?

Prácticamente enfrentamos un reto por año. El 2016 fue un año donde el reto principal fue la implementación de las leyes secundarias de la reforma en telecomunicaciones. El 2017, nos enfrentamos a la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y en el 2018, como todo el país, tuvimos el reto que siempre implica un proceso electoral como el que vivimos.   

¿Cómo recibiste la cámara y cómo la entregas?

En la cámara siempre ha habido buenos presidentes y mejores. Sin duda un gran presidente ha sido Víctor Gutiérrez, quien me entregó la estafeta, y quien tuvo grandes aportaciones en la parte de innovación y desarrollo de talento. Y nos entregó una cámara con la negociación de la reforma en telecomunicaciones, de la cual Canieti fue una parte muy importante.

Hacia adelante, dejamos una posición muy consolidada. Yo te diría que me quedo con el posicionamiento que hemos logrado para que Canieti sea ese interlocutor clave en todos los asuntos públicos que tienen que ver con las industrias que representamos. Hemos siempre buscado a través del diálogo y la construcción de acuerdos un posicionamiento que nos ha permitido alcanzar resultados muy concretos.

¿Cómo ser una cámara de Tecnologías de la Información y la Comunicación cuando ya prácticamente todas las industrias se están haciendo tecnológicas?

Algo que hemos trabajado es dejar de vernos solamente como estos grandes sectores, porque al final se han vuelto transversales. Mucha de la agenda que hemos tenido es el impulsar temas en los cuales la tecnología impacta y en particular, uno de los temas centrales en nuestros diálogos con la nueva administración es en esa transversalidad, cómo la tecnología puede contribuir a resolver los grandes problemas del país. El mayor reto de nuestro sector hacia adelante es el tema de la inclusión social, es decir ¿cómo conectar a esos 50 millones de mexicanos que hoy no tienen acceso a internet?

¿Cuáles fueron los temas que no se pudieron lograr estando al frente de la cámara? ¿Qué pasó con la Estrategia Digital Nacional y con la Estrategia Nacional de Ciberseguridad?

Algo que creo que sí se concretó fue la Estrategia Nacional de Ciberseguridad. Para mí es uno de los temas en los cuales las aportaciones de Canieti fueron muy importantes. Sin duda hoy Canieti es un referente en ciberseguridad en la industria. Hicimos este estudio que hasta la fecha es único, porque es el único estudio en México que hace un diagnóstico de la ciberseguridad en distintas organizaciones del sector público y privado y que es un insumo esencial para la elaboración de la estrategia cuando lo aportamos a la Organización de Estados Americanos y al propio gobierno federal.

Vale la pena poner énfasis en este momento en la implementación de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad y en este momento estamos dialogando en ese sentido con la subsecretaria de Comunicaciones y Desarrollo Tecnológico, Salma Jalife. En nuestra propia transición, en los diálogos que hemos tenido con Carlos Funes, director de Softtek, que será el próximo presidente de la cámara, él me ha expresado su deseo de seguir impulsando este tema como parte de la agenda.    

En lo personal, creo que temas como el desarrollo de talento y la homologación de los trámites en estados y municipios para el despliegue de infraestructura serían dos de los temas en los cuales me hubiera gustado avanzar más.

Tú representas a Cisco, una empresa de origen extranjero, mientras que Carlos Funes es director de Softtek, que tiene su base en México. Como industria, ¿cuáles serán los retos de la Canieti para desarrollar al sector?

Esa parte ya no me competería a mí decirla, será parte del trabajo de Carlos Funes. Lo que sí te quiero decir es que hemos logrado trabajar como una industria unida, más allá de si una empresa es nacional o extranjera. Desde la propia perspectiva de Cisco, nos asumimos como una empresa mexicana operando en México, creando empleos en México, son más de 1,300 empleos directos y más de 5,000 indirectos y la mayor parte de los ejecutivos somos mexicanos y lo que queremos es que le vaya bien al país.                    

Algo que fue muy importante fue la presentación que hizo el presidente hace unas semanas de este consejo empresarial asesor impulsado por de la Oficina de la Presidencia a través del ingeniero Alfonso Romo, en la cual el presidente expresó la necesidad de hacer equipo entre industria y gobierno para sacar adelante al país. Nosotros le tomamos la palabra

�� ¿Cuál sería tu mensaje de despedida?

Mi mensaje es que me voy satisfecho, pero sobre todo muy honrado de que mis colegas, mis pares dentro de la industria me hayan elegido para representarlos estos tres años, es una enorme responsabilidad, más aún si consideras que soy relativamente nuevo en la industria, tengo casi siete años trabajando en ella y tenía cuatro cuando me eligieron. Me voy satisfecho, pero sobre todo muy honrado porque me hayan conferido la confianza de representarlos.      

[email protected]