Moody’s Investor Service destacó que Petróleos Mexicanos (Pemex) cubrirá sus necesidades de financiamiento de este  2019 con la condonación de impuestos que le otorgaron y una vez que le transfieran los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

El analista soberano de México de Moody’s, Jaime Reusche, precisó que Pemex podría requerir apoyos adicionales a partir del 2020 y volverse una carga para el erario, en caso de que no disminuyan los costos de acceso a los mercados financieros y aumente la producción petrolera.

En un comentario, señaló que las necesidades financieras de la empresa no se hubieran podido satisfacer sin el acceso a los mercados, forzando al uso de las líneas de crédito de corto plazo de la compañía petrolera mexicana.

Sin embargo, resaltó, el gobierno propone transferirle a Pemex entre 100,000 millones y 150,000 millones de pesos (0.4 y 0.6% del Producto Interno Bruto) del FEIP para la amortización de su deuda.

“Esta medida, más la condonación de impuestos otorgada a Pemex por 3,000 millones de dólares a lo largo de cuatro años, permitirá cubrir las necesidades de financiamiento de 2019 una vez que el gobierno transfiera los recursos del FEIP”, estimó Reusche.

No obstante, de no llegarse a dar una disminución en los costos de acceso a los mercados financieros y un incremento en la producción de crudo, Pemex volverá a requerir apoyos adicionales a partir de 2020, convirtiéndose en una carga para el erario público.