Tanto la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) como la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) están impedidas a retirar las concesiones en la banda de 2.5 GHz a MVS hasta que se resuelvan en definitiva litigios interpuestos, de acuerdo con la empresa.

MVS ha recurrido a las instancias legales pertinentes a fin de salvaguardar sus derechos. En virtud de lo anterior, las autoridades jurisdiccionales han ordenado tajantemente a la SCT y la Cofetel se abstengan de impedir a MVS el uso y explotación de las bandas de frecuencias, materia de litigio, hasta en tanto se resuelvan en definitiva los juicios , dijo a través de un comunicado.

Incluso acusó a Televisa de realizar gestiones, en diferentes instancias, para que ha MVS no le sean prorrogadas las concesiones con las que cuenta, tratando así de eliminar a la competencia y mantener sus privilegios, debido a que Televisa y Iusacell buscan ofrecer el servicio de banda ancha móvil al igual que MVS.

El viernes pasado la SCT informó que negó a MVS la renovación de sus concesiones en la banda de 2.5GHz, al no haber alcanzado un acuerdo con la empresa.

La SCT sostuvo diversas pláticas con MVS para lograr un reordenamiento ágil y coordinado de la banda de 2.5 GHz. No obstante los esfuerzos realizados, al no haber logrado establecer un esquema viable en términos de la normatividad aplicable, esta dependencia procedió a negar las prórrogas de las concesiones vencidas , dijo la dependencia.

A través de un comunicado, dio a conocer que en diciembre del 2011 al no haber impedimento legal, notificó a MVS la negativa de prórroga de tres de los 20 títulos de concesión cuya vigencia había llegado a su fin.

La SCT abundó que en agosto, también del 2011, y como resultado de un juicio de nulidad promovido por MVS, la SCT había negado la prórroga de otras ocho concesiones, bajo la figura de negativa ficta . Dichas determinaciones aún se encuentran en litigio.

Adicionalmente, en febrero del 2010, la SCT negó la prórroga de nueve títulos de concesión vencidos, con 12 MHz concesionados en cada uno de ellos para la prestación del servicio de audio restringido.

En abril del año pasado, MVS presentó al gobierno federal una propuesta para usar las frecuencias concesionadas en la banda de 2.5 GHz, que suponía la creación de un consorcio con Alestra, Clearwire e Intel para el despliegue de una red de red de banda ancha móvil.

En julio la empresa dijo que había detenido las inversiones de casi 1,100 millones de dólares, debido a que el gobierno federal no había fijado una contraprestación para la utilización de las frecuencias.

cjescalona@eleconomista.com.mx