El presidente de la Concanaco-Servytur, José Manuel López Campos, exigió al gobierno federal “congruencia” en la política fiscal, pues así como se pone mano dura a las empresas para cumplir las leyes, entonces que la informalidad también tenga obligaciones tributarias.

López Campos expresó que si el gobierno federal busca mayores recursos, entonces la estrategia es ampliar la base tributaria con aquellos que comercializan en las calles mercancías ilegales o de dudosa procedencia, y se metan en “cintura”.

En conferencia de prensa, el dirigente de los comerciantes establecidos comentó que la propuesta de modificar los Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a sectores como bebidas endulzadas, cigarros, cerveza, entre otros, además de penalizar a la omisión fiscal, y gravar los ahorros resulta un golpe a la actividad económica, y se traduce en medidas recargadas en la Iniciativa Privada (los mismos de siempre).

Refirió que la informalidad representa el 60% de la economía, que no aporta.