Jorge Enrique Dávila Flores, presidente de la Concanaco, informó que apoyará las medidas que los comerciantes de la región y de la franja fronteriza del norte del país adopten como protesta por la ley antiinmigrante de Arizona, Estados Unidos.

Expresó su rechazo al contenido de la ley SB1070, aprobada el 23 de abril en Arizona, al considerarla atentatoria a los derechos humanos básicos y a la integridad y dignidad de los ciudadanos mexicanos.

Señaló que la Concanaco y sus 254 cámaras confederadas exhortaron a las autoridades de Estados Unidos a buscar los mecanismos adecuados para modificar esta legislación, de acuerdo a los estándares internacionales de derechos humanos, para la protección de los migrantes.

Refirió que dicha ley, 'que se espera entrar en vigor en el mes de agosto, exige que la policía de Arizona pregunte sobre la situación migratoria de cualquier persona sobre la cual tenga sospecha razonable de que no está autorizada a estar legalmente en Estados Unidos".

También establece que la presencia de un inmigrante indocumentado en Arizona configura un delito criminal y que la persona será además culpable de 'traspaso', delito que lleva una pena de hasta seis meses de prisión y el pago de una multa más los costos de haber estado en la cárcel.

Ante ello, expuso su rechazo a la criminalización de las personas migrantes, pues con la aplicación de esta ley se puede detener a las personas, de manera discrecional, por consideraciones raciales, étnicas y estatus migratorio.

RDS