Aun cuando las expectativas para la celebración del Día de San Valentín eran altas, considerando que es domingo, los comerciantes del país prevén que las ventas serán 50% menores respecto a la misma fecha del 2020, derivado de las restricciones y la implementación del semáforo rojo epidemiológico en algunas entidades del país.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur) estiman ventas por 11,500 millones de pesos en el día del amor y la amistad, la mitad en comparación al 2020, cuando la cifra fue de más de 22,800 millones de pesos.

El presidente de la Confederación de, José Manuel López Campos, indicó que esta disminución en las ventas de negocios de giros como restaurantes, tiendas departamentales, electrónica, dulces, flores y chocolates, representa otro duro golpe para la economía del país en este primer bimestre de 2021.

Explicó que la derrama estimada para este año es el reflejo del entorno económico que se vive actualmente en el país, donde muchos estados mantienen restricciones en la operatividad de los negocios considerados no esenciales, pero que son importantes para dinamizar la economía de las ciudades, los estados y el país.

López Campos señaló que en años anteriores los giros de mayor incremento por el 14 de febrero eran los de hospedaje 3.9%; sitios de esparcimiento como cines, teatros, parques de diversiones, entre otros, 3.7%; restaurantes, cafeterías, bebidas y licores, 3.6%, y electrónica como celulares, tarjetas electrónicas, de 3.1 por ciento.

También, se tenía un aumento en las ventas de flores, dulces y chocolates con 2.8%; ropa y calzado, 2.7%, en perfumería y joyería 2.4%, detalló.

Consideró que en estos primeros dos meses de 2021 no han sido buenos para el comercio, los servicios y el turismo, y en general para la economía nacional, ya que se ha tenido la peor “cuesta de enero de los últimos años, que se está prolongando hasta febrero.

En años anteriores, el 14 de febrero era la oportunidad para reactivar la dinámica comercial en el segundo mes del año, que es bajo en cuanto a ventas respecto al cierre del año anterior, por eso esta fiesta se presentaba como un respiro económico para miles de establecimientos en todo el país.