El gobierno federal busca dar un nuevo revés a la participación de los privados en el sector eléctrico, por lo que la industria se opone rotundamente a la modificación de ley sobre el autoabasto eléctrico, que pretende regresar al monopolio absoluto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), acusó este lunes la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

La Comisión Regulatoria de Energía (CRE) pretende modificar la resolución RES/390/2017 para prohibir que en los contratos de autoabastecimiento se puedan incluir nuevos socios y centros de carga. “Este cambio regulatorio impedirá que un consumidor pueda cambiarse de suministrador en autoabastecimiento, limitando la competencia e impidiendo que las industrias puedan tener acceso a electricidad con precios más bajos”, advirtió el presidente de la Concamin, Francisco Cervantes.

Dicha pretensión representa la segunda intención de modificar leyes y normas en el sector eléctrico en contra de la Iniciativa privada, lo cual atenta contra la competitividad de la industria nacional.

“La Concamin expresa su total oposición a la modificación propuesta por la CRE, porque atenta contra derechos adquiridos y fomenta volver al monopolio absoluto de la CFE a costa de dañar la competitividad de las empresas e industrias de México”, sentenció Cervantes.

Requerimos de un árbitro autónomo que cumpla cabalmente con la Ley, o de lo contrario se estarán frenando las decisiones de inversión en este sector, particularmente urgido de nuevas y considerables inversiones que solo el sector privado podría afrontar, advirtió el dirigente de la industria nacional.