La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) anticipó que el próximo año se consolidará el crecimiento económico y habrá una mejoría en el mercado laboral, aunque el ambiente no estará exento de episodios de volatilidad en los mercados financieros.

Si bien 2014 será un año de altibajos en materia económica, está en marcha la reactivación y por primera vez en los últimos cuatro años el avance de la economía superará el registro del año previo, aunque reconoció que falta acelerar el paso , precisó el organismo.

Este año, agregó, la economía cierra enfrentando un periodo de volatilidad en los mercados bursátil y cambiario, así como un fuerte descenso en los precios del petróleo, pero en el balance del desempeño mostrado por sus principales indicadores prevalecen los resultados alentadores.

De acuerdo con sus perspectivas, la economía mexicana arribará a 2015 con un balance de riesgos que anticipa un año mejor al que está por finalizar, pero que no será sencillo para la actividad de buena parte de la planta productiva, en especial para las firmas cuya producción se canaliza fundamentalmente al mercado interno.

Anticipamos la consolidación del crecimiento de la actividad económica, el fortalecimiento del sector fabril, lo mismo que su capacidad generadora de empleos , señaló el organismo industrial.

Asimismo, la consolidación de la reactivación del sector construcción y un aumento en las exportaciones no petroleras, en especial las destinadas al mercado estadounidense, todo ello en un ambiente macroeconómico estable, aunque no exento de episodios de volatilidad en el comportamiento de los mercados financieros.

Previó la mejoría en la percepción de consumidores y empresarios sobre el ambiente económico nacional, lo que permitirá acelerar el paso a la inversión productiva y la reactivación plena de la demanda nacional, con un efecto positivo sobre la operación de buena parte del aparato productivo nacional.

Sin lugar a dudas 2015 será un año mejor que 2014. El avance más vigoroso de la economía estadounidense impulsará el crecimiento de las empresas exportadoras y sus proveedores directos e indirectos ubicados en el territorio nacional. En consecuencia, el motor externo acelerará su ritmo de actividad , expuso.

Por su parte, añadió, el motor interno arrancará y se convertirá en factor de crecimiento de la economía, la inversión y el empleo si el sector público invierte y realiza sus compras de bienes y servicios con transparencia, eficacia y oportunidad durante la primera mitad del año.

Proyectó que en 2015 la economía mexicana crecerá de 3.4 por ciento real anual, acompañada por un aumento en la producción del sector industrial de 4.1 por ciento, sobre todo por el avance de 4.5 por ciento del sector manufacturero y la consolidación del proceso de recuperación de la industria de la construcción.

Además, espera que la inversión productiva aumente cerca de 3.9 por ciento respecto al nivel con el que cerrará el presente año y anticipamos una mejoría en el mercado laboral, gracias a la creación de 694 mil puestos de trabajo en el sector formal de la economía.

En suma, 2015 debe convertirse en el año del despegue económico y de la consolidación del sector fabril como el más importante pilar del crecimiento de la actividad económica nacional , subrayó.

Por otra parte, al hacer un balance económico de 2014, consideró que concluye un año de altibajos en materia económica pues, por una parte, la economía mexicana crece a un ritmo mayor al reportado en 2013, las finanzas públicas se mantienen bajo control, la inflación y las expectativas de los agentes económicos se mantienen en rango objetivo del Banco de México (Banxico).

Además, ha mejorado la generación empleos, lo mismo que las ventas al exterior, en particular al mercado estadounidense, mejora paulatinamente el ambiente para los negocios, pese a las dificultades que se perciben en el ambiente económico mundial.

Resaltó que también ha concluido exitosamente el ciclo reformador que le permitió al país impulsar profundos cambios en 11 áreas de la vida nacional, entre las que destacan los ámbitos energético, de telecomunicaciones, laboral y financiero.

Está en marcha la reactivación de las actividades económicas, si bien a un ritmo menor al estimado y al que marcan las potencialidades propias del aparato productivo nacional , expuso la Concamin.

Precisó que dicha reanimación ocurre en un ambiente internacional marcado por el debilitamiento de las economías de la zona euro y Japón, un menor dinamismo de las economías emergentes y la desaceleración de la economía china.

Mencionó que sólo Estados Unidos y Reino Unido cuentan con economías que avanzan a un ritmo cada vez mayor, mientras la economía mundial no ha podido superar los efectos de la crisis que comenzó en 2008.

No obstante, agregó, el repunte de la economía estadounidense ha sido crucial para la reactivación de la economía mexicana, y el impulso proveniente del motor externo favoreció el avance de las empresas, sectores y regiones exportadoras cuya tracción ha sido fundamental.

En contraste, apuntó, el mercado interno no ha logrado consolidar su trayectoria ascendente y, en consecuencia, su contribución al crecimiento de la actividad económica se mantiene como una asignatura pendiente.

Afirmó que a pesar del impacto de los acontecimientos que modificaron recientemente el panorama nacional, siguen apareciendo indicadores que apuntan hacia una mejoría paulatina en el comportamiento de la planta productiva nacional.

Cerraremos 2014 con un crecimiento en la economía de alrededor de 2.1 por ciento respecto al año anterior. Esto significa que primera vez en los últimos cuatro años, el avance de la economía superará el registro del año previo , resaltó.

Se trata de una buena noticia, pero falta acelerar el paso y hacerlo a partir del fortalecimiento del mercado interno, destino natural de la producción de la mayor parte de las unidades económicas del país, acotó.

Por su parte, anticipó, la industria registrará un avance en su producción del orden de 2.4 por ciento en términos reales, con lo que terminará la tendencia descendente que caracterizó su desempeño en los tres años previos.

El sector fabril se ha consolidado como el más importante pivote de la reactivación económica, por lo que estimó que al cierre del año se habrán generado alrededor de 641 mil puestos de trabajo en el sector formal de la economía.

En opinión de la Concamin, 2014 no ha sido año de fácil tránsito, por el contrario, fue un periodo complicado para la operación de buena parte de la planta productiva.

hbr