La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) aseguró que la desgravación de aranceles de 480 productos agroalimentarios e industriales, atenta contra la agroindustria nacional, al otorgar concesiones a países que cuentan con esquemas de subsidios.

El organismo empresarial expuso que esta iniciativa representa un atentado contra el derecho de las empresas del sector de contar con un grado mínimo de certeza jurídica, el cual respalde sus proyectos de inversión que buscan generar valor agregado.

En ese sentido, la Concamin solicitó a la Secretaría de Economía (SE) que tome cartas en el asunto, privilegie el diálogo y la búsqueda de acuerdos para proteger a la planta productiva nacional y los empleos que ésta genera.

Precisó que no buscan políticas proteccionistas, pero una apertura unilateral otorga concesiones a países que cuentan con esquemas de subsidios tanto a la producción como a la exportación de bienes agroalimentarios.

"La desgravación unilateral es una política de apertura incongruente con el hecho de que el sector agroindustrial mexicano está entrando al Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP) y, precisamente ahora, cuando inician las rondas negociadoras, se reduce la capacidad de negociación de México", afirmó.

Ante esta situación, la Confederación indicó que su Comisión de Agroindustria y Pesca está evaluando las implicaciones y el daño que representa esta decisión, a fin de tomar las acciones necesarias para amortiguar su impacto en la cadena de valor de los sectores agroindustriales.

El pasado 23 de noviembre la Secretaría de Economía (SE) publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto mediante el cual se establece la desgravación de aranceles a 480 productos.

MFH