Carlos Slim se convirtió en el primer accionista de la constructora española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), al concretarse la ampliación de 1,000 millones de euros de capital de la empresa acordada el pasado 3 de diciembre, con lo que fortalecerá su músculo en el negocio de la construcción y de un plumazo extenderá sus intereses en el sector a 35 países en cuatro continentes.

En una comunicación dirigida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España, la empresa informó que la sociedad Control Empresarial de Capitales, controlada por Slim, suscribió y desembolsó 66 millones 794,810 acciones, que le implicaron una inversión de 650 millones de euros.

Tras la ejecución de la ampliación de capital, el empresario mexicano controlará 25.6% del grupo constructor y de servicios, mientras que Esther Koplowitz, nieta del fundador de la empresa, mantendrá 22.4%, luego de haber detentado poco más de 50% de las acciones.

Tras la ampliación de capital y la entrada de Slim, el nuevo consejo de administración de FCC estará integrado por 12 miembros: cuatro designados a propuesta de los accionistas actuales, cuatro a propuesta de Slim, tres independientes y uno será el consejero delegado. La ampliación de capital completa la reestructura de FCC iniciada hace más de un año, que implicó la venta de activos no estratégicos por 2,200 millones y la refinanciación de 5,000 millones de euros de deuda.

FCC en México

La empresa, con presencia en 35 países en América, Europa, África y Asia, tuvo ingresos en el 2013 por más de 6,700 millones de euros, una caída de 9.5 por ciento. Emplea a 63,000 personas, de las cuales 3,000 están basadas en México, donde maneja obras públicas que han implicado una inversión de casi 25,000 millones de pesos, de acuerdo con su sitio web.

Entre las más importantes figuran un tramo de la carretera Durango-Mazatlán, otro de la México-Tuxpan; obras hidráulicas como el Acueducto II de Querétaro, la presa El Zapotillo y túneles como el sumergido de Coatzacoalcos. En el negocio de la construcción no residencial, FCC tiene a su cargo la Torre BBVA Bancomer, que será el segundo edificio más alto de México.

En la construcción, Slim tiene una presencia importante en México a través de Carso Infraestructura y Construcción (CICSA) e Impulsora del Desarrollo Económico de América Latina (IDEAL). (Con información de Cinco Días).

[email protected]