El ex ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, señaló que confía en que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, no termine con el Tratado de Libre Comercio (TLC) que tiene ese país con Chile. Eso sí, advirtió que el Tratado Transpacífico de Asociación Económica (TTP por sus siglas en inglés) tiene "pocas probabilidades de éxito".

"No creo que el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Chile sea un tema importante en las preocupaciones que tenga el presidente electo en su administración", dijo el economista.

"Yo creo que el TPP, tal como lo conocemos, tiene pocas probabilidades de éxito", añadió.

Además, el ahora director de Clapes UC cree que el Donald Trump de la campaña es diferente al que ganó la elección, ya que, según sostuvo, el discurso que dio una vez ganada la elección es "de una persona moderada, es el discurso de una persona que llama a la unidad".

"El Trump candidato es agresivo, de un discurso bastante extremo. El discurso de aceptación después de ser electo, es un discurso de una persona moderada, es el discurso de una persona que llama a la unidad, que ojalá busque acuerdos amplios, a pesar de que los republicanos mantienen el control de ambas cámaras. Yo creo que en ese sentido podemos pensar en que lo que va a hacer en su gobierno va a ser bastante más moderado que lo que dijo en su campaña. Eso muchas veces ocurre. Podemos estar con una cierta tranquilidad y particularmente desde Chile, donde yo creo que esta economía tiene bastantes opciones de resistir bien si hacemos las cosas bien", apuntó.

Menos optimista se mostró el ex ministro de Transporte y Telecomunicaciones del primer Gobierno de Michelle Bachelet, René Cortázar, quien señaló que la victoria del empresario "es una mala noticia para nosotros", un pensamiento similar al que tiene el ex presidente de Chile Ricardo Lagos al respecto.

"Donald Trump hizo un discurso durante toda su campaña muy proteccionista, señalando de que Estados Unidos tenía que cerrarse más, en vez abrirse al comercio internacional, cerrarse más. Eso naturalmente es una mala noticia para nosotros", aseguró.

Agregó que "la tendencia general, la brocha gorda de lo que el propone es una brocha gorda que no nos conviene, que es el proteccionismo".