Las pérdidas para la industria mexicana podrían ser superiores a los 200 millones de dólares que pretende invertir el Dragon Mart en Cancún, si las autoridades federales y las de Quintana Roo permiten la instalación del centro comercial chino, alertó Francisco Funtanet, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

La presión viene de cinco empresarios mexicanos (tres de Nuevo León, uno de Yucatán y el otro de Quintana Roo) dedicados a la importación de mercancía, los cuales buscan el apoyo de sus gobernadores para la instalación del centro comercial.

Sería abrir la puerta a la subvaluación... Cerramos filas todas las industrias para no permitir la instalación del Dragon Mart, pues traen información oculta que inquieta , expresó el líder industrial en conferencia de prensa.

Al mercado de Quintana Roo le están vendiendo espejitos… A la mejor pudiera detonar el turismo o fortalecer la economía en el estado, pero no por eso se puede pasar por encima de toda la industria nacional y perjudicar gravemente a los estados industrializados como Jalisco, México, Nuevo León, Puebla y Michoacán , acotó el Presidente de la Concamin.

Respecto de los comentarios que hiciera Juan Carlos Rodríguez, socio de la empresa Real Estate Dragon Mart Cancún, sobre que la mercancía que ingrese cumplirá cabalmente con todas las regulaciones arancelarias y no arancelarias, Francisco Funtanet dijo: Rechazamos absolutamente el proyecto y lo vemos con preocupación, porque propicia la competencia desleal y llevamos años conviviendo con dos economías, una formal y la informal que se mantiene en aumento .

El dirigente de la planta fabril en México entregó un documento al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, sobre las posibles amenazas a diversas industrias, y es que a pesar de no ser Cancún una zona de manufactura, se convertirá en la puerta de acceso de productos de dudosa calidad en el resto del país.

IP JALISCO SE SUBE AL RING

En tanto, el coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Manuel Herrera Vega, pidió a las autoridades federales y del estado de Quintana Roo detener el proyecto.

Destacó que ante el incremento de la mano de obra en China y de la situación económica global, México se encuentra en el momento más oportuno para reactivar su mercado interno y poder sustituir los productos chinos por los mexicanos.

Agregó que el proyecto oriental afectará a la industria nacional en todos los sentidos. En vez de Dragon Mart, se debería impulsar un Latin Mart , destacó, al insistir en que el gobierno debe frenar el hecho de traer una sucursal china a México.

[email protected]