El sector empresarial sostuvo que el respaldo de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato electo como Presidente de México, sobre  el TLCAN genera “confianza”, porque existe el compromiso de que habrá libre comercio y apertura.

Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), planteó al equipo de AMLO mantener a los expertos en comercio exterior, en especial a nivel técnico y de carrera para dar continuidad a las negociaciones con Estados Unidos y Canadá.

“México es el país con más acuerdos comerciales, tenemos 12, pero hay una experiencia acumulada. Es entendible los cambios, pero mi sugerencia es que en lo esencial, en niveles técnicos se conserve la experiencia y talento de las personas que han hecho defensa del comercio exterior y no ajuste demasiado, porque son talentos de 2 y 3 décadas”, dijo en entrevista.

Ayer, el candidato morenista adelantó que se unirán un grupo de especialistas y técnicos de su equipo al grupo negociador del Presidente Enrique Peña para continuar con la discusión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Gustavo de Hoyos mencionó que en ningún momento, López Obrador planteó que México abandonara el TLCAN, aun cuando se hablaba de un populismo, con temor de proteccionismo.

“Es un cambio cultural de tres décadas, espero que no haya variación con el nuevo gobierno. Es necesario que tomen el pulso y conozcan de manera exitosa esa negociación. En esta materia no hay que esperar grandes cambios, lo que se ha buscado es que mejore o preserve los beneficios del Tratado y no encontramos objeción de nadie”.

“Me siento tranquilo de que las negociaciones van a seguir”, acotó el presidente de la Coparmex.

Tenemos que aprovechar el expertise de los funcionarios de carrera que han conducido esta negociación y otras que ha realizado México, recomendó el líder sindical de los patrones en el país.

Comentó: es entendible que quien se presente electo, ponga a la gente de su confianza, pero sí es importante que el talento de carrera de muchos funcionarios cuya característica de experiencia, sea preservado.

Hay que cambiar las cabezas, incluso altos mandos, sin embargo es importante que en áreas relevantes de política exterior y comercial, así como el Banco de México y las empresas productivas de México (Pemex o CFE) se mantenga para cualquier negociación.

A decir de De Hoyos, resulta mayormente factible que se realicen cambios de parte de los políticos en Estados Unidos, respecto a los que se tendrán en México con el cambio de gobierno.

Recomendó al equipo negociador del nuevo gobierno a no esperar un cambio esencial por parte de Estados Unidos, pues “la relación entre México y EU es compleja desde siempre y se ha vuelto más compleja a raíz de la política exterior y comercial de Donald Trump”.