Sin duda uno de los sectores más afectados por el impacto de la pandemia fue el del autotransporte que experimentó una caída récord en su PIB de 39.3% en el segundo trimestre del 2020, respecto al trimestre previo, tal medición se reflejó en la drástica contracción en el empleo, que cayó 21% en agosto, respecto al mismo mes del 2019. En el autotransporte de carga, la reducción de personal fue de 5.7%, debido a que el transporte de bienes y alimentos básico tuvo que mantenerse activo. Por ser una rama de actividad procíclica, se espera que cuando mejore la economía nacional la industria del autotransporte lo hará en una forma más acelerada.