La comparecencia de Mony de Swaan, presidente de la Cofetel, misma que ayer se canceló por la ausencia del resto de los comisionados del órgano regulador, enfrentó al Ejecutivo y Legislativo.

Diputados del PRI, PVEM, y PRD acusaron a la Secretaría de Gobernación de entorpecer la rendición de cuentas, luego de que ésta eximió a los cuatro comisionados del pleno de la Cofetel de acudir a la reunión en la que se discutirían las actividades administrativas del regulador y presuntos actos de corrupción.

A través de la Subsecretaría de Enlace Legislativo, la Segob envió a la presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Guadalupe Acosta Naranjo, un oficio por el que se le informó que a la comparecencia acudiría únicamente Mony de Swaan, por ser éste el encargado de las funciones administrativas y el representante legal del organismo.

Por lo que, por mayoría de votos, los legisladores decidieron que la sesión se cancelara y reprogramara toda vez que el punto de acuerdo aprobado por la Comisión Permanente establece específicamente que debía acudir a comparecer el pleno completo de la Cofetel.

Pablo Escudero, presidente de la Comisión de la Función Pública, acusó al Secretario de Gobernación de entorpecer la función de los diputados en un tema que tiene que ver con transparencia, rendición de cuentas y combate a la corrupción.

COMISIÓN SE EXTRALIMITÓ: PAN

Por su parte, Marcos Pérez Esquer, diputado por el PAN, dijo que en realidad la Comisión Permanente fue la que se extralimitó en llamar a comparecer a todos los comisionados, porque los reguladores no están obligados a comparecer, si acudió al llamado únicamente Mony de Swaan es porque la propia ley lo faculta con las cuestiones administrativas.

En tanto, los comisionados de la Cofetel emitieron un comunicado en el que informaron que al conocer la decisión de la Comisión de la Función Pública de reprogramar la comparecencia, acudieron a la Cámara de Diputados para reiterar al presidente de dicha Comisión, Pablo Escudero, su disposición para atender los mandatos y resoluciones de los legisladores.

Más tarde, Mony de Swaan envió un comunicado en el que aseguró que las acusaciones en su contra no tienen fundamento, y buscan dañar no sólo su prestigio sino el de la institución, debilitándola frente a los intereses de los regulados.

[email protected]