A partir de este 1 de enero, los usuarios de telecomunicaciones se beneficiarán de forma directa de las nuevas reglamentaciones, particularmente en lo que se refiere a la eliminación del cobro de la larga distancia y a la firma de contratos de servicios más claros con las compañías que ofrecen telefonía en el país.

En materia de contratos, éstos deberán ser registrados, revisados y aprobados por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

La nueva ley de telecomunicaciones y radiodifusión instruyó a la Profeco para que cree un área especializada con estructura para atender y supervisar los derechos de los usuarios de los servicios de telecomunicaciones.

Por lo que a partir de el 2015, la Profeco contará con mayor infraestructura jurídica y de recursos humanos, para atender las quejas y denuncias de los consumidores en esta materia, frente a los nuevos derechos que adquirió el consumidor con la reforma.

El IFT y la Profeco coordinarán acciones sancionadoras y conciliatorias entre las empresas de telecomunicaciones que incumplan la nueva ley y los consumidores afectados.

De acuerdo con Lorena Martínez, titular de la Profeco, en la nueva subprocuraduría de telecomunicaciones se recibirán tanto quejas como denuncias; simultáneamente, tanto la Profeco como el IFT harán una visita de verificación a la empresa incumplida.

Recientemente dijo que el registro de los contratos nuevos de adhesión de las compañías telefónicas constituye un aliciente importante, debido a que no tendrán letras chiquitas, ni cláusulas abusivas; tienen que estar aprobados por la Profeco .

Dijo también que los usuarios deberán recibir por parte de las empresas de telefonía y de televisión de paga una carta de derechos.

En materia de larga distancia, a partir del primer día del 2015 todo el territorio nacional será considerado una sola área de servicio. Todas las llamadas que se originen dentro del territorio nacional deberán considerarse como llamadas del servicio local , dijo la procuradora.

Debido a que no fue posible cambiar los procedimientos de marcación antes del próximo 1 de enero, las tarifas para las llamadas con prefijo 045 serán las mismas que las del prefijo 044.

Las tarifas al usuario para las llamadas con prefijos 01 y 02 deben de ser las mismas que para las marcadas con siete, ocho o en su caso 10 dígitos directamente.

Esto es, aunque se mantienen los formatos de marcación 01, 02 o 045 y el código de servicio especial 020, las tarifas que se cobren por esas llamadas deberán corresponder al servicio local.

cjescalona@eleconomista.com.mx