Durante septiembre el 59.3% de la población de 15 años y más en el país fue económicamente activa, cifra superior en 0.5 puntos porcentuales respecto a la del mes de agosto de 58.8%, con cifras desestacionalizadas, dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A nivel nacional, la tasa de desocupación se ubicó en 3.3% de la Población Económicamente Activa (PEA) en septiembre, misma tasa que la reportada en agosto, con series ajustadas por estacionalidad y proporción inferior a la registrada en el mismo mes del 2016, cuando se ubicó en 4.1%, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

En su comparación anual la Tasa de Desocupación descendió en el noveno mes del año frente a la de igual mes del 2016 cuando se ubicó en 3.8%, con datos estacionales.

Por su parte la población subocupada -aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas- representó 7.4% de la población ocupada, tasa que se incrementó en comparación con la de 6.9% de agosto de este año. En su comparación anual, esta tasa fue mayor a la del mismo mes del 2016 que fue de 6.7 por ciento.

Mientras la Tasa de Informalidad Laboral que incluye a los micronegocios no registrados o al sector informal y otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social, se ubicó en 57.2% de la población ocupada, porcentaje superior al de 57.1% de agosto y mayor en 0.4 puntos respecto al mismo mes del 2016.

Por su parte, la Tasa de Ocupación en el Sector Informal representó 26.9% de la población ocupada, cifra mayor a la de 26.7% del mes que le precede y registró un incremento de 0.3 puntos frente a la de igual mes del año pasado, precisó el organismo estadístico.

La población ocupada alcanzó 96.4% de la PEA en septiembre de este año. Del total de ocupados, el 68.4% operó como trabajador subordinado y remunerado ocupando una plaza o puesto de trabajo, 22.6% de manera independiente, 4.6% en los negocios familiares y finalmente un 4.5% como patrones o empleadores, aseguró el INEGI.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó de la siguiente manera: en los servicios se concentró 42.4% del total, comercio 18.7%, industria manufacturera 16.5%, actividades agropecuarias 13.2%, construcción 7.7%, en “otras actividades económicas” -que incluyen minería, electricidad, agua y suministro de gas- 0.8% y el restante 0.7% no especificó su actividad.

Por entidad federativa, las mayores tasas de desocupación se registraron en Tabasco con 7.1%; Ciudad de México (5.2%) y Baja California Sur y Tamaulipas con 4.4% cada uno.

En contraste, las menores tasas de desocupación se presentaron en Guerrero con 1.5%; Oaxaca (2.1%) e Hidalgo con un 2.3 por ciento.

erp