Comisiones del Senado estadounidense aprobaron el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por lo que legisladores de la Cámara Alta esperan que pase al pleno hoy jueves 16 de enero para su ratificación.

La Embajada de México en Estados Unidos anunció a través de Twitter que las comisiones pendientes (Salud, Educación, Trabajo y Pensiones, Comercio, Ciencia y Transporte, Asignaciones de Presupuesto y Relaciones Exteriores) de aprobar el acuerdo comercial trilateral, que remplazará al TLCAN, dieron su visto bueno.

El senador republicano por el estado de Wyoming, John Barrasso, informó en el recinto legislativo que el T-MEC pasaría mañana al pleno para la votación definitiva, con lo que se espera concluir el proceso de ratificación del acuerdo comercial de América del Norte antes del fin de semana.

Según informó el diario The Hill, diversos legisladores confirmaron la ratificación del T-MEC este jueves, entre ellos, el republicano representante de Texas, John Cornyn; el senador por Missouri, Roy Blunt, y el líder de la bancada republicana, Mitch McConnell.

McConnell declaró en la Cámara Alta que espera concretar la firma del tratado antes de comenzar el juicio político contra Donald Trump, el cual podría comenzar la siguiente semana, luego de que la Cámara de Representantes enviara la documentación del caso al Senado.

Los senadores pertenecientes a los comités de Relaciones Exteriores, Salud, Educación, Trabajo y Pensiones, Comercio, Ciencia y Transporte y Presupuesto aprobaron el contenido del acuerdo, con lo que se tienen todos los posicionamientos a favor necesarios para proceder a su lectura en el pleno, votación final y ratificación.

Posterior a su ratificación en Estados Unidos, el T-MEC llegará a los legisladores canadienses, quienes se espera que también aprueben el acuerdo. Sin embargo, su ratificación en dicho país podría aplazarse hasta abril por especificaciones del proceso legislativo.

El Senado mexicano ratificó el T-MEC y su protocolo modificatorio el pasado 12 de diciembre, cuando el legislativo logró negociaciones fructíferas con la parte estadounidense, que pidió cambios significativos en materia de inspecciones laborales, sindicatos y medio ambiente.