Las comisiones unidas de Energía y de Medio Ambiente en la Cámara de Diputados aprobaron el dictamen por el que se expide la Ley de Transición Energética.

El dictamen recibió 21 votos a favor y cinco en contra de los integrantes de la Comisión de Energía, mientras que por la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales fueron 12 votos a favor y dos en contra.

Dicho marco legal tiene como objetivo regular el aprovechamiento sustentable de la energía, así como establecer obligaciones sobre energías limpias y la reducción de emisiones de contaminantes en la industria eléctrica.

En nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Antonio Francisco Astiazarán Gutiérrez, afirmó que México está en el límite de uso de combustibles fósiles por lo que urge la transición a energías limpias empezando por la sustitución de los llamados hidrocarburos duros.

Por ello resaltó los estímulos fiscales y financieros previstos para que entidades privadas no absorban los sobre costos y se impulsen los proyectos que privilegien las energías limpias.

Por el Partido Acción Nacional (PAN), María Isabel Ortiz Mantilla, recordó que el próximo 21 de diciembre vencerá el plazo legislar en materia de energías renovables y destacó que el dictamen aprobado establece una hoja de ruta que en 2024, el 35 por ciento de la energía proceda de fuentes limpias.

Destacó que entre los principales avances que implicará esta nueva ley está aprovechar el potencial de México en recursos naturales, se define el concepto de energías limpias y se reconoce que cada ciudadano podrá producir su propia energía y vender los excedentes que tenga.

Al manifestarse en contra del dictamen, el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Luis Ángel Espinosa Cházaro consideró que la discusión y aprobación de la ley solo sirve para cumplir con el requisito del tiempo estipulado previo a la reforma energética.

La también perredista Claudia Elizabeth Bojórquez Javier, lamentó que se eliminaran fondos y capítulos orientados a la participación del sector social y recordó que apenas dos por ciento de la energía producida en el país proviene de fuentes renovables.

El legislador Ricardo Mejía Berdeja, de Movimiento Ciudadano estimó que el término viabilidad económica incluido en el dictamen impedirá el desarrollo de tecnologías ambientales frente a las tecnologías tradicionales que son más baratas.

Aalificó como un obstáculo para las energías renovables la dependencia de México al petróleo en términos fiscales y presupuestarios, pues un tercio del gasto público proviene del petróleo.

Lourdes Adriana López Moreno, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales reconoció que hay pendientes pero confió que con el acompañamiento entre los sectores sociales y los poderes Ejecutivo y Legislativo, la ley será contundente en el desarrollo económico y la soberanía energética.

Entre los puntos del dictamen destacó el Fondo para la Transición Energética queda fortalecido, aunque desaparecen otros que se tenían contemplados.

mac