Omaha.- Warren Buffett admitió el sábado que debió haber indagado sobre las inversiones personales de su ex mano derecha David Sokol, que apostó su dinero en acciones de Lubrizol Corporation mientras le sugería al magnate comprar esa firma.

Sokol era considerado como el principal candidato para suceder a Buffett, de 80 años, como presidente ejecutivo de Berkshire Hathaway Inc.

Pero renunció el mes pasado luego que se revelara que había comprado 10 millones de dólares en acciones de Lubrizol. Sokol obtuvo 3 millones de beneficios cuando Berkshire decidió finalmente comprar Lubrizol.

La Comisión de Valores en Estados Unidos está investigando a Sokol, según una fuente cercana al procedimiento.

Buffett dijo que debía haber investigado más cuando Sokol reveló por primera vez que tenía acciones de Lubrizol en enero pasado, dos meses antes de que Berkshire accediera a comprar la compañía química por casi 9,000 millones de dólares.

"Obviamente cometí un tremendo error en no decir ‘Bueno, ¿cuándo compraste?’", dijo Buffet en la reunión anual de accionistas de Berkshire en Omaha.

Además calificó la situación de Sokol como "inexplicable e inexcusable".

Este era el tipo de respuesta que los inversionistas esperaban oír de Buffett en la reunión anual de Berkshire, usualmente un encuentro feliz para los miles de accionistas de la firma que Buffett llama el "Woodstock para capitalistas".

Tras hablar sobre Sokol, Buffett abordó temas como las posibilidades de realizar grandes adquisiciones, una de sus más importantes responsabilidades y la razón por la que los accionistas están tan al pendiente de quién será su sucesor.

Buffett dijo que se mantenía a la caza de compras y aseguró que Berkshire está buscando dos de tamaño similar a la compra de Lubrizol.

"Valen la pena hacerlas, pero no podemos ir con una compra mayor ahora", dijo.

PÉRDIDAS POR TERREMOTO

Buffett también reveló que las pérdidas por los terremotos en Japón y Nueva Zelanda, más otras catástrofes, hicieron que las ganancias del primer trimestre de Berkshire caigan en alrededor de un 58 por ciento.

Los resultados preliminares indican que las ganancias cayeron a 1,510 millones de dólares, desde los 3,630 millones de dólares de hace un año.

Las ganancias operacionales bajaron un 28 por ciento a 1,590 millones de dólares frente a los 2,220 millones del mismo periodo de 2010.

Las pérdidas totalizaron 1,070 millones de dólares por el terremoto en Japón y 412 millones por el de Nueva Zelanda.

Buffett dijo que en 2011 probablemente registre su primera pérdida anual en nueve años por contratos de aseguradoras.

Buffett rechazó los pedidos por parte de algunos inversores de Berkshire para pagar un dividendo, a pesar de que la empresa, según algunas estimaciones, podría terminar el año con 50,000 millones de dólares en efectivo.

El magnate dijo que era mejor dejar el dinero con la firma para que pueda ser invertido.

"Mi predicción es que el día en que Berkshire declare un dividendo, las acciones bajarán", dijo Buffett.

SUCESOR Y COYUNTURA

Antes de la salida de Sokol, Berkshire dijo que tenía a cuatro ejecutivos de la empresa que potencialmente podrían reemplazar a Buffett como presidente ejecutivo.

Ajit Jain, quien dirige la división de seguros y tiene contacto diario con Buffett, es considerado ampliamente como candidato. Muchos analistas piensan que Matthew Rose, director de la empresa ferroviaria Burlington Northern Santa Fe, podría estar también en esa lista.

Otras apuestas incluyen al director de la aseguradora de autos, Geico Tony Nicely, al director de MidAmerican Energy, Greg Abel y al gerente de la reaseguradora General Re, Tad Montross.

Buffett dijo que espera que quien sea su sucesor en la compañía sea una persona "correcta".

ECONOMÍA, ENERGÍA

Sobre temas relacionados con la actual coyuntura económica, el magnate advirtió que las ganancias del sector bancario en Estados Unidos serán "considerablemente menores" en el futuro porque la industria está reduciendo su apalancamiento, pero ensalzó a los dos bancos en los que su fondo Berkshire Hathaway ha apostado mucho dinero.

Aseguró que Wells Fargo y a U.S. Bancorp están entre los mejores bancos del país, si no son los mejores.

Con respecto al debate sobre si subir o no el tope de endeudamiento de Estados Unidos, Bufffet dijo que espera que el Congreso apruebe la medida antes de que esta expire a mediados de mayo, y aseguró que un fracaso sería la mayor necedad de ese cuerpo.

Para Buffet la imposición de un límite para el endeudamiento fue un error desde el comienzo aunque vaticinó que "Estados Unidos no tendrá una crisis de la deuda de ningún tipo mientras se mantenga la emisión de notas en nuestra propia moneda".

En tanto, al referirse al tema de la energía nuclear tras los problemas que tiene Japón con sus plantas luego del terremoto, Buffet dijo que "no creo que la energía nuclear avance en Estados Unidos por el momento, quizás por un tiempo".