Las ventas minoristas en Estados Unidos marcaron una nueva alza en junio, pero a un ritmo mucho más lento, aumentando un 7.5% en comparación con mayo, informó este jueves el gobierno.

El aumento superó las expectativas de los economistas, pero fue mucho más lento que la expansión del 18.2% registrada en mayo, informó el Departamento de Comercio. En junio el aumento ascendió a más de 524.000 millones de dólares.

Las ventas de vehículos y sus piezas aumentaron un 8.2%, mientras que la ventas de ropa se dispararon un 105% y los restaurantes y bares un 20 por ciento.

Las tiendas de artículos para el hogar y de electrónicos registraron alzas de 32.5% y 37.4%, respectivamente, mientras que las ventas en línea cayeron 2.4 por cieno.