Vehículos comerciales de Volkswagen reactivó su comercialización a partir de agosto de 2021, con lo que se observa gran potencial de crecimiento para los próximos meses con su modelo Crafter -adaptada para diversos servicios-, ante el boom del comercio electrónico y la movilidad urbana; su apuesta es vender 1,000 unidades en 2022.

Pese a que la situación de la producción es crítica por la falta de inventario por la escasez de chips y que la comercialización se ha retrasado, Omar Vázquez, gerente de ventas de Volkswagen Vehículos Comerciales, destacó que la empresa automotriz alemana ha apostado a transformar sus vehículos para estar presente en diversos sectores, del sector de la construcción hasta la industria turística e inclusive por el ámbito del estilo de vida.

Luego de presentar Crafter al mercado mexicano en dos versiones, el directivo precisó que “Crafter 4.9t y 5t llegan a México en sus versiones Cargo Van y Pasajeros con una notable evolución en su diseño, desde un espacio de carga ampliado con mayor capacidad y opciones funcionales de almacenamiento, hasta una versión pasajeros con 21 plazas disponibles y capacidad de carga de 2,305 kilogramos”.

Con la diversificación de la marca y dar ese paso al transporte de paquetería, por el notable aumento del comercio electrónico, además del transporte de pasajeros para su utilización en el mundo del turismo o la de los vehículos frigoríficos preparados para transportar comida y otros enseres perecederos, ha permitido la real recuperación

Vázquez mencionó que la marca ha vendido 422 unidades Crafter, al alcanzar una participación de mercado de 4.2%. Con ello, abundó, la apuesta es que en el 2022 se coloquen 1,000 unidades en el mercado mexicano.

“Presentamos reactivación a partir de agosto, y tenemos la prospección de clientes de flotillas con la gama completa, alto potencial para la versión cargo van en empresas de reparto de última milla; así como de clientes del sector turismo y movimiento de personal”, refirió.

kg