El 2012 será para Interjet un periodo de cautela por los precios de los combustibles y sus planes iniciales de crecimiento de 6% en el transporte de pasajeros se han ajustado a la baja. Ojalá sea 4%, vamos a ir despacio porque también es un año en que hay mucha crisis que de alguna manera impacta a la industria , comentó el presidente ejecutivo de la firma, Miguel Alemán Magnani.

Luego de su vuelo inaugural a Oaxaca, el ejecutivo adelantó que al finalizar el mes planean llegar al aeropuerto internacional de León, y a Costa Rica, además de que evalúan aterrizar en un nuevo destino en Estados Unidos: California.

Actualmente operan las rutas México-Miami y México-San Antonio, las cuales son prestadas en tanto Mexicana de Aviación no las utilice. El vuelo México-Nueva York también lo podría utilizar en las mismas condiciones.

Con respecto a las afectaciones por el incremento de la turbosina, Alemán Magnani refirió que ya han sugerido a la Secretaría de Hacienda que revisen sus números respecto de este insumo, el cual ha llegado a estar, inclusive, más cara que en EU. Se les pide no que nos subsidien pero sí podrían dejar de ganar tantito para ayudar a la aviación, que la verdad lo necesita .

Se ha evitado transmitir el aumento -que ha llegado a representar más de 42% del total de sus gastos y uno de los más altos para Interjet- a los pasajeros con la intención de seguir impulsando el turismo dentro de país, indicó.

Al finalizar marzo, al interior de la empresa se realizará un intenso análisis sobre las perspectivas de la línea aérea para los siguientes meses, aunque queda claro que los pedidos de aviones hechos el año pasado para ampliar la flota aérea de Interjet siguen en pie.

A poco más de un año de haber presentado su prospecto formal de colocación para ingresar a la Bolsa Mexicana de Valores, el Presidente Ejecutivo consideró que posiblemente antes de concluir el 2012 puedan concretar dicho plan.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx