El Gobierno colombiano ya inició un plan de reactivación económica para superar los efectos negativos en materia de crecimiento, industria, comercio, empleo, igualdad social e índices de pobreza que causó la pandemia, un proyecto que contempla una inversión total de 109.4 billones (29,847 millones de dólares) a mediano y largo plazo.

En medio del seminario “¿Qué le espera a Colombia después del virus?”, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, detalló que para esta iniciativa destinará 24.9 billones (6,711 millones de dólares) en gasto público para el próximo año. “El plan de reactivación no solo contempla gasto desbordado público por las limitaciones fiscales que tenemos, sino por la inversión privada y pública. También tenemos barreras regulatorias que el mismo Estado le pone a la inversión público privada, que tenemos que superar”.

Uno de los objetivos específicos de este plan es generar al menos 775,000 empleos, a través de una inversión privada de $56.2 billones (15,147 millones de dólares) en los próximos cuatro años; $25.9 billones (6,980 millones de dólares) adicionales en el mismo pilar, pero con incentivos fiscales; $18 billones (4,851 millones de dólares) en inversiones público privadas a 2029; y $9.3 billones (2,506 millones de dólares) en neta inversión pública en un periodo de 10 años.

El Ministro también reseñó el gasto adicional por $28.01 billones (7,549 millones de dólares) que el Gobierno ejecutó para la atención de la emergencia sanitaria y económica generada por la pandemia, de principios de 2020 y que obligarán a tramitar una reforma tributaria el próximo año.