La Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) solicitó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes correcciones en el anteproyecto de reglamento del Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (RENAUT).

La razón es porque no fueron evaluados por la dependencia en la Manifestación de Impacto Regulatorio (MIR), los costos de las obligaciones establecidas a los concesionarios.

De acuerdo con el documento publicado en la página de la Cofemer, el gobierno federal deberá realizar un análisis sobre el RENAUT en el mercado ante la posible baja en la demanda generada porque los usuarios no desean entregar sus datos personales a las empresas de telefonía móvil.

La Cofemer señala que la Ley Federal de Telecomunicaciones, reformada en febrero del 2009 para incluir el RENAUT, no contempla que los usuarios tengan la obligación de darse de alta, ya que esta disposición sólo aparece en el anteproyecto de reglamento que se encuentra bajo revisión.

El anteproyecto señalado establece que para integrar el registro, los operadores de telefonía móvil y las empresas que proveen en el mercado los equipos, deberán recabar la impresión de la huella digital de los usuarios, copia de identificación oficial y comprobante de domicilio.

Una vez que se cumplió el plazo para que los más de 83 millones de usuarios de telefonía móvil se integraran al registro fijado para el 10 de abril pasado, las empresas se limitaron a dar de alta los números ya existentes antes de la creación del RENAUT.

En julio del 2009, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) concluyó el anteproyecto de reglamento el cual fue remitido para opinión de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal, la Secretaría de Gobernación y la Procuraduría Federal del Consumidor, sin embargo, aún se encuentra en consulta y no ha sido publicado.

RDS