La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) se mantendrá vigilante de los movimientos que se presenten en el mercado de expendio de gasolinas a raíz de las nuevas reglas del sector, que permiten este año la entrada de marcas distintas a la de Petróleos Mexicanos (Pemex) y en el 2017, la libre importación de gasolinas.

Estamos en el proceso de hacer un mapeo de cómo está el mercado para estar atentos ante movimientos que pudieran amenazar el proceso de competencia , dijo Alejandra Palacios, presidenta de la Cofece, en una reunión con medios.

Ante la inminente apertura del mercado gasolinero, los grupos económicos del sector están inmersos en la concreción de alianzas para mejorar su posición competitiva.

En diciembre se anunció la alianza de 1,300 estaciones de servicio (que representan 11% de las gasolineras del país) lideradas por la cadena de gasolineras Hidrosina, para realizar compras mayoristas a Pemex y obtener mejores precios.

Asimismo, han surgido nuevas empresas agrupadas, como G500, que a finales del año pasado contaba con casi 800 estaciones de servicio asociadas, aunque su expectativa era terminar el 2015 con 1,000 gasolineras.

La presidenta de la Cofece no se pronunció sobre estas operaciones, pero recalcó que el papel del órgano que encabeza será velar porque los movimientos no transgredan las regulaciones de competencia.

Aunque por su tamaño las operaciones de fusiones o compras de estaciones de servicio no tienen que ser notificadas a la Cofece (en la mayoría de los casos), Palacios recomendó a los empresarios gasolineros que lo hagan, para prevenir que puedan ser sujetos de procedimientos o sanciones si en el futuro la Comisión llega a detectar que existen violaciones a la ley de competencia.

Nueva opinión

Alejandra Palacios informó también que la Cofece publicará esta semana la opinión que el órgano regulador formuló sobre el nuevo modelo de contrato de franquicia entre Pemex y sus estaciones de servicio, dadas las nuevas condiciones de mercado del sector tras la reforma energética.

El documento revelará la posición de la comisión sobre el acatamiento o no por parte de Pemex de la apertura de mercado en el transporte de gasolina, pues antes de la reforma, la petrolera impedía la competencia en dicha área, toda vez que ataba la venta del carburante al servicio de traslado, el cual realizaba a través de pipas operadas por el sindicato de trabajadores petroleros.

En el 2013, la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC) multó por más de 650 millones de pesos a Pemex, al deliberar que ese proceder se constituía como una práctica monopólica relativa.

Con las nuevas reglas del mercado y la apertura a la competencia de todo el sector energético, dicha práctica debería quedar suprimida, aunque el análisis de la Cofece dilucidará si, efectivamente, el nuevo contrato de franquicia lo garantiza.

Pemex no ha sido un buen cumplidor de las sanciones que se le han impuesto , afirmó la presidenta de la Cofece y sobre dicho caso confió en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación instancia hasta la que llegó la apelación de Pemex a la sanción se pronuncie pronto. En caso de que el máximo tribunal respalde el fallo del órgano antimonopolios, la petrolera deberá pagar la multa correspondiente más las multas de apremio que ha venido decretando el regulador para resarcir el hecho de que Pemex no haya suprimido la práctica sancionada.

[email protected]