La Comisión Federal de Competencia Económica concluyó que el proceso para adjudicar los contratos de construcción y operación del tren de alta velocidad México-Querétaro cumple en parte con las normas de sana competencia, por lo que realizó una serie de recomendaciones, a fin de hacer más atractivo al proyecto.

La Cofece, en su primera resolución del 2015, con expediente OPN-001-2015, consideró que los criterios de evaluación de la solvencia financiera y técnica de los participantes, establecidos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), intentan promover de manera "vigorosa" una sana competencia en el proceso entre los interesados en el cumplimiento de los estándares técnicos, de seguridad y financieros necesarios.

El organismo enfatizó en que su opinión sólo se circunscribe en los ámbitos de competencia y libre concurrencia, mientras que el analizar y emitir algún tipo de opinión en materia de políticas públicas sobre el proyecto del tren de alta velocidad hacia Querétaro suponen aspectos fuera de su competencia.

En su resolución de 16 páginas, la Cofece determinó que los criterios de evaluación de las barreras a la libre concurrencia y competencia, así como la manera en la que se adjudicarán los contratos intentan brindar certidumbre y claridad a los interesados.

Sin embargo, la Cofece puso algunos peros en la manera en que se otorgarán los derechos de vía a los ganadores de la obra, debido a que no quedan del todo claras.

También resolvió que la SCT debiera modificar los mecanismos para que los ganadores de los contratos puedan acceder a los créditos financieros internacionales en distintos mercados y no limitarlos a ciertas plazas, porque, como está la licitación, se reduce el nivel de concurrencia.

Los criterios de adjudicación suponen principios de discrecionalidad , dijo la Cofece, pues no quedan del todo claros, lo que restará certeza a los interesados.

También recomendó hacer una evaluación en la manera en la metodología con la que se le elegirá al consorcio ganador, principalmente lo concerniente a las propuestas técnicas.

La falta de estas condiciones generará incertidumbre e inseguridad jurídica en los interesados, afectando el interés en la participación y disminuyendo los niveles de concurrencia y competencia en la licitación , determinó la Cofece.

Los que se perfilan en la competencia

La STC informó que son cinco las empresas interesadas en las pre-bases de la segunda licitación del tren de alta velocidad México-Querétaro.

Sin precisar nombres, el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, mencionó que las compañías son de capital chino, canadiense, francés, español e italiano.

El pasado 14 de enero, la dependencia lanzó nuevamente las pre-bases de licitación para el tren de alta velocidad México-Querétaro, y estableció el 31 de julio próximo para dar a conocer el fallo del concurso.

En el documento se especifica que el contratante está obligado a la elaboración del proyecto ejecutivo definitivo, la ejecución de los trabajos de obra de la vía férrea, material rodante, los sistemas y demás componentes de dicho proyecto, así como su puesta en marcha y pruebas extendidas correspondientes por un plazo de 60 meses.

Será el 29 de enero cuando la SCT lance la convocatoria, en tanto que el 5 y 10 de febrero están previstos para visitar la obra, las juntas de aclaraciones el 12 y 24 del mismo mes, y la presentación y apertura de propuestas el 14 de julio próximo.