La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) permitirá acuerdos entre empresas competidoras entre sí, siempre que éstos sean para evitar un posible desabasto de mercancías consecuencia de la epidemia del Covid-19.

El órgano regulador señaló que en caso de que se observe un incremento indiscriminado en los precios serán investigados.

“Cualquier acuerdo de colaboración entre agentes económicos que en el contexto actual de contingencia sanitaria sea necesario para mantener o incrementar la oferta, satisfacer la demanda, proteger las cadenas de suministro, evitar la escasez o el acaparamiento de mercancías y que no tenga por objeto desplazar a otros agentes competidores que también provean al mercado está apegado a la ley y, por tanto, no sería objeto de persecución”, precisó en un comunicado.

Con motivo de la fase 2 declarada en el país, la instancia antimonopolios detalló una serie de medidas que aplicará para ayudar a que las cadenas de suministro no se interrumpan o se restinga la oferta, o bien se encarezcan los bienes y servicios.

Particularizó que, ante las actuales circunstancias generadas por la propagación del coronavirus, se perseguirá y sancionará a los competidores que acuerden manipular sus precios, restringir el abasto de bienes y servicios o segmentar mercados.

Monitoreo de mercados

La Cofece explicó que, aunque recientemente se ha observado que el precio de algunos insumos como la gasolina ha disminuido y que el valor de la moneda mexicana se ha debilitado frente al dólar, no necesariamente podría traducirse en un aumento en el precio de los bienes y servicios de consumo final, derivado del incremento de costos de importación y de la posible escasez temporal.

“Esta comisión advierte a los agentes económicos que cualquier aumento de precios debe obedecer a decisiones individuales e independientes de las empresas y no deben ser inducidos, propiciados o recomendados por asociaciones, confederaciones o cámaras a sus participantes”, precisó el órgano antimonopolios.

En el comunicado, el órgano explicó que, si bien no cuenta con las facultades legales para sancionar o perseguir aumentos fijados por las empresas de manera particular, estará “al pendiente del comportamiento de aquellos mercados sensibles, donde se observen incrementos indiscriminados de precios para evaluar y, en su caso, descartar la existencia de barreras indebidas o arreglos entre competidores como la causa de esos aumentos, lo que ameritaría un procedimiento formal de investigación”.

Además, se comprometió a revisar las notificaciones de las concentraciones que surjan de las necesidades de hacer sinergias, agregar capacidades de producción para satisfacer de manera oportuna las necesidades de productos de consumo popular y lo necesario para atender la crisis actual.

“En las circunstancias actuales, es particularmente grave cualquier acuerdo entre competidores para manipular precios, restringir el abasto de bienes o servicios, segmentar mercados, así como coordinar posturas o abstenerse de hacerlas en licitaciones, por lo que, en ejercicio de sus atribuciones, se perseguirá y sancionará de acuerdo con la normatividad aplicable a este tipo de conductas”, afirmó.

La semana pasada, la Secretaría de Salud del gobierno federal anunció el inicio de la segunda fase de propagación del Covid-19 en el México. “Es consciente de los inconvenientes que esto puede generar a las empresas, los consumidores y al funcionamiento de los mercados en general”, refirió la dependencia. La Cofece no es el único órgano que se suma a favorecer a los consumidores por el Covid-19. El pasado viernes, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) anunció que los usuarios de telefonía móvil recibirán mensajes de texto gratuitos con anuncios, recomendaciones y otros datos actualizados sobre la pandemia.

“El envío de los SMS será una forma de comunicación permanente durante el tiempo que dure la contingencia sanitaria, con el propósito de que la población tenga acceso oportuno a fuentes de información oficial, cumpliendo con el derecho fundamental de toda persona a recibir información como lo manda la Constitución”, indicó el IFT.

Los órganos reguladores en emergencia

• El IFT anunció que los usuarios de telefonía móvil recibirán mensajes de texto gratuitos con anuncios, recomendaciones y otros datos actualizados sobre la pandemia.

• La Cofece, la Comisión Nacional de Hidrocarburos y la Comisión Reguladora de Energía anunciaron que dejarían de correr los plazos legales de sus trámites en medio de la crisis sanitaria.

• La Cofece refirió que permitirá acuerdos e intercambio de información entre competidores si éstos están motivados para mantener el abasto.

• También, analizará de manera expedita las transacciones entre competidores orientadas a agregar capacidad de producción para atender adecuadamente los mercados.

[email protected]