La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) negó la operación entre Rheem y Grupo Industrial Saltillo (GIS), al considerar que con esta concentración se fortalecería su posición en el mercado de calentadores de agua.

Al revisar la operación fijada en el expediente CNT-072-2017, el organismo investigador señaló que lo anterior traería consecuencias a partir del incremento en los precios; por tanto, pondría en riego el proceso de competencia y libre concurrencia.

Esto porque la compañía Rheem se convertiría en el principal competidor en México, con una participación significativa en los mercados relevantes identificados durante la indagación, refirió en un comunicado.

Además, la Cofece determinó que los competidores de ambas poseen portafolios de productos limitados a uno o unos cuantos productos, tienen bajas participaciones de mercado y no cuentan con reconocimiento importante de marca. La operación entre Rheem y Grupo Industrial Saltillo, SAB de CV consistía en la adquisición de diversos activos, como instalaciones, marcas y licencias de la segunda compañía por parte de la primera.

Rheem es un grupo estadounidense dedicado a la producción y comercialización de calentadores de agua, aire acondicionado, calefacciones, calentadores de alberca, calderas y equipo de transferencia de calor para aplicaciones de refrigeración. GIS es una sociedad mexicana dedicada al diseño, producción y distribución de productos para el hogar, construcción y autopartes. Ésta comercializa calentadores de agua de la marca Calorex y otros productos.

Por separado, GIS explicó en un breve comunicado que “la Comisión Federal de Competencia Económica resolvió no autorizar la transacción. Las partes están evaluando el contenido de la resolución y las alternativas y recursos, así como las implicaciones respectivas”.

Fue en mayo del 2017 cuando GIS anunció que había firmado un acuerdo con Rheem para que ésta comprara su negocio dedicado a la manufactura y comercialización de calentadores de agua y artículos para la conducción de fluidos.

En dicha ocasión, la empresa detalló que la transacción ascendía a 3,915 millones de pesos y que los recursos provenientes serían destinados a alinear la estructura de su deuda a las divisas en las que la operación global de la compañía genera sus flujos, con eficiencias y ventajas en tasas y plazos, lo que le brindaría flexibilidad para impulsar proyectos de inversión en otros de sus negocios y oportunidades de crecimiento, además de mejorar su rentabilidad. (con información de Notimex)

[email protected]