Tras dos años y medio de investigación, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) concluyó que existen elementos suficientes para acusar a diversos agentes económicos del mercado de medicamentos de ponerse de acuerdo para no competir entre ellos.

Esta conducta, que tiene diferentes variantes, está tipificada como un delito en términos de la Ley Federal de Competencia Económica y se conoce en genérico como práctica monopólica absoluta.

La comisión anunció que procedió a notificar la acusación a los presuntos responsables, y a emplazarlos para que formulen su defensa ante la Secretaría Técnica de la Cofece, en un procedimiento seguido en forma de juicio.

“Esta investigación es la más amplia que se haya llevado a cabo en el sector salud, ya que implicó el análisis, por parte de la Autoridad Investigadora de la Cofece, de conductas realizadas por diversos participantes en toda la cadena productiva de medicamentos”, refirió la comisión en un comunicado.

La investigación de oficio, consignada en el expediente IO-001-2016, inició el 19 de mayo del 2016, y concluyó el 8 de enero del 2019. Sólo será posible conocer los nombres de los agentes económicos que, concluido el procedimiento seguido en forma de juicio, sean encontrados responsables de la comisión de las prácticas monopólicas.

Las prácticas monopólicas absolutas, también conocidas como acuerdos colusorios o cárteles económicos, son convenios entre agentes económicos competidores entre sí, es decir, que participan en el mismo mercado, a fin de manipular precios o cantidades, repartirse segmentos de mercado o coordinar posturas en licitaciones.

En octubre del 2016, cuando la Cofece reveló que la investigación estaba en curso, Alejandra Palacios, presidenta del órgano regulador, dijo que un dato revelador de la dinámica económica de este sector era el comportamiento de los precios de los medicamentos, que en los cinco años previos habían crecido a ritmos cercanos a 10% anual, superiores al del promedio de precios de la economía.

Una vez realizadas las manifestaciones de los acusados, desahogadas las pruebas y presentados los alegatos correspondientes, el pleno de la Cofece debe resolver conforme a derecho.

La Cofece ha informado que el sector salud es una de sus prioridades en el combate a las prácticas anticompetitivas y a la promoción de la competencia.

En los últimos años ha emprendido diferentes investigaciones en el área de compras públicas de medicamentos e insumos de salud, y ha identificado y sancionado cárteles sectoriales, como el de venta de sondas y condones o el de guantes de látex.

[email protected]