Coca-Cola Iberian Partners está decidida a seguir adelante con su plan de ajuste, cuente o no cuente con el apoyo de los sindicatos.

El nuevo embotellador único ha dado hoy a sus trabajadores un plazo de 15 días para que se apunten voluntariamente al plan de bajas incentivadas y a las recolocaciones. Quienes lo hagan disfrutarán de las condiciones que planteó la empresa en su última oferta, que establece indemnizaciones de 45 días por año trabajado.

En una nota de prensa, la compañía que preside Sol Daurella ha anunciado que ha remitido a los trabajadores un comunicado interno en el que les emplaza a apuntarse voluntariamente a las distintas alternativas planteadas por la empresa para resolver el excedente de 1,190 trabajadores que ha ocasionado la fusión de las siete embotelladoras.

Los empleados del grupo ya disponen del detalle de los 481 puestos de trabajo que ofrece la empresa para los interesados en recolocarse en alguna de las fábricas que no están afectadas por el cierre.

Además, la compañía ofrece prejubilaciones y bajas voluntarias con una indemnización de 45 días por año trabajado, con un tope de 42 mensualidades, más 10,000 euros lineales.

Quienes opten por la prejubilación, a partir de los 56 años, podrán seguir cobrando el 80% del sueldo neto. Por su parte, los que opten por trasladarse a otra ciudad recibirán una indemnización de 15,000 euros y una ayuda mensual en concepto de vivienda de 500 euros.

Estas condiciones son las mismas que presentó Coca-Cola Iberian Partners la semana pasada al comité de empresa y que el viernes, último día para alcanzar un acuerdo negociado con los sindicatos, fueron rechazadas.

El gesto de este jueves, indica que el embotellador único no piensa recular en sus planes ni reconsiderar el cierre de las cuatro plantas de Fuenlabrada (Madrid), Colloto (Asturias), Palma de Mallorca y Alicante. Al remitir el comunicado interno a toda la plantilla, la compañía trata de que sean los empleados quienes se manifiesten uno a uno, en lugar de que sean los sindicatos quienes elijan por todos.

La compañía ha informado ya a los trabajadores del procedimiento para solicitar cualquiera de las medidas indicadas, así como de los plazos para hacerlo, y ha puesto a su disposición el listado de los 481 nuevos puestos que son susceptibles de ser ocupados mediante recolocación, lo que permitiría conseguir el objetivo de garantizar un empleo a todo aquel que quiera seguir trabajando», ha señalado la empresa, que ha vuelto a pedir a los sindicatos su colaboración.

La empresa recuerda la importancia de continuar con su plan de reorganización tras la fusión de los siete embotelladores españoles, destinado a crear una empresa más competitiva que le permita crecer y generar empleo en España a medio plazo, concluye el grupo.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica