El 21 de diciembre del 2016 el Departamento de Justicia de Estados Unidos dio a conocer la investigación llevada contra la empresa constructora Odebrecht y Braskem, su filial, por pagar con sobornos a gobiernos de diferentes países a cambio de contratos de obra pública. La investigación se hizo en colaboración con autoridades de Suiza y de Brasil.

Odebrecht y Braskem llegaron a un acuerdo con las autoridades de los tres países, con el que pagarían una multa de más de 3,000 millones de dólares, que meses más tarde sería rebajada a 2,600 millones de dólares. Además, la Fiscalía brasileña llegó a un acuerdo con Marcelo Odebrecht y más de 70 ex ejecutivos de la firma para que a cambio de dar información que llevara a procesar a los funcionarios que recibieron los sobornos, recibieran rebajas en sus condenas.

De las investigaciones llevadas por el Departamento de Justicia de Estados Unidos y de la Fiscalía de Brasil, condijo al inicio de investigaciones en las diferentes naciones involucradas en la trama de sobornos en contra de las personas involucradas con las licitaciones de obras, donde Odebrecht resultó ganadora. Hasta el momento se alrededor de 30 personas en todo el continente americano están bajo proceso o han sido ya detenidas, entre ellas expresidentes de éstos países. A un año de estos hechos, este es el recuento:

Los montos de los sobornos declarados por Odebrecht

La Oficina de Operaciones Estructuradas repartió por el continente 735 millones de dólares en sobornos a funcionarios, con el fin de hacerse con contratos de obra pública. Las investigaciones de las fiscalías han seguido la ruta de los sobornos para dar con los culpables de corrupción. Los ex ejecutivos de la firma brasileña declararon ante las autoridades estadounidenses hace un año haber dado estas sumas en 10 países de América Latina:

País  Periodo  Monto

Brasil 2003-2016   349  millones de dólares

Venezuela 2006-2015  98 millones de dólares

República Dominicana 2001-2014  92 millones de dólares

Argentina 2007-2014  35 millones de dólares

Colombia 2009-2014  11 millones de dólares

Ecuador 2007-2016  33.5 millones de dólares

Guatemala 2013-2015  18 millones de dólares

México 2010-2014  10.5 millones de dólares

Panamá 2010-2014  59 millones de dólares

Perú 2005-2014  29 millones de dólares

Las estratégicas y millonarias obras conseguidas por Odebrecht con sobornos

En todos los países, los sobornos involucran proyectos energéticos o de infraestructura, proclamados como esenciales para el desarrollo, por gobiernos, organismos internacionales y empresas. Las obras más importantes fueron las siguientes:

Argentina: gasoductos, potabilización de agua, obtención de potasio y el soterramiento del ferrocarril Sarmiento, entre otros.

Brasil: cientos de proyectos, incluyendo industrias extractivas y la represa Belo Monte, que desde su planeación ha ocasionado graves violaciones de derechos humanos.

Colombia: la Ruta del Sol y la navegabilidad el Río Magdalena, las dos obras de alta ingeniería más importantes del país.

Ecuador: hidroeléctrica Manduriacu y refinería del Pacífico. Si bien la administración de Rafael Correa declaró que los posibles sobornos ocurrieron antes de 2007, el Gobierno de Estados Unidos asegura tener pruebas de sobornos posteriores.

México: proyecto petroquímico Etileno XXI, el más grande de América Latina, y el gasoducto Los Ramones II Norte.

Perú: Carretera Interoceánica Norte Sur, el proyecto hidroenergético Alto Piura y el tren eléctrico de Lima.

República Dominicana: la termoeléctrica Punta Catalina y la hidroeléctrica Pinalito.

Los mandatarios y ex mandatarios involucrados

A Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente de Brasil, se le siguen 10 proces

os por corrupción, vinculados a la Operación Lava Jato”, que investiga una trama de sobornos para obtener contratos con la petrolera estatal Petrobras, y en la que Odebrecht es una de las principales empresas implicadas. De acuerdo con las investigaciones de los fiscales brasileños, la constructora habría pagado sobornos al ex presidente para que la favoreciera con contratos con el estado Brasileño. Lula, presidente entre el 2003 y el 2010, fue condenado el pasado julio a nueve años y medio de prisión por cargos de corrupción por el juez Sergio Moro. Los otros señalados de alto nivel son la ex presidenta Dilma Rousseff y Michel Temer, actual presidente.

Los fiscales de Perú presentaron llevan un proceso contra Alejandro Toledo, acusado de haber recibido de Odebrecht un soborno de 20 millones de dólares cuando era presidente de aquél país. Perú pidió la extradición de Toledo a Estados Unidos, país en el que actualmente radica.

Alan García, ex presidente de Perú que sucedió a Toledo, es investigado para saber si tuvo alguna participación en la trama de corrupción de la constructora, pero hasta ahora no ha sido acusado.

El sucesor de García, Ollanta Humala cumple prisión preventiva tras ser acusado de haber recibido 3 millones de dólares en sobornos, entre otros delitos, de Odebrecht. Pedro Pablo Kuczynski, el actual presidente de Perú afronta un proceso de destitución en el Congreso bajo la sospecha de haber recibido dinero de Odebrecht. Kuczynski fue primer ministro y titular de Economía durante el mandato de Toledo.

Entre los funcionarios que ya han recibido condena por las acusaciones de corrupción, está el actual vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, que recibió seis años de cárcel por el delito de haber recibido 13.5 millones de dólares de Odebrecht en sobornos.

En Panamá se han procesado hasta el momento a 68 personas por los sobornos de la multinacional, entre ellas varios exministros y dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014). Los hijos de Martinelli están prófugos y el exmandatario espera su extradición en una prisión de Estados Unidos, acusado de malversación de fondos públicos y de realizar escuchas telefónicas ilegales.

Juan Carlos Varela, actual presidente panameño, reconoció que recibió aportes de la Odebrecht en la campaña del 2009, cuando llegó a la vicepresidencia del país en una fórmula integrada con Ricardo Martinelli. No obstante, Varela declaró que los fondos aportados por Odebrecht a la campaña fueron declarados al Tribunal Electoral panameño.

En República Dominicana hay 14 personas acusadas y en libertad bajo fianza, entre ellas Temistocles Montás, exministro de Comercio y de Economía.

En Colombia, el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales y el exsenador Otto Bula confesaron ante los fiscales haber recibido sobornos de Odebrecht de 6.5 millones de dólares y de 4.6 millones de dólares, respectivamente. Ambos están en prisión, a la espera de juicio. En este país, Odebrecht habría contribuído a las campañas de los dos contendientes por la presidencia en el 2014, Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga. A la campaña del actual mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, habría llegado 1 millón de dólares de las arcas de Odebrecht.

En México, ex ejecutivos de Odebrecht han declarado que Emilio Lozoya pidió un soborno de 4 millones de dólares cuando era miembro de la campaña a la Presidencia de Enrique Peña Nieto. Según declaraciones de Luis de Meneses Weyll, Lozoya habría pedido el apoyo económico de Odebrecht para alcanzar una posición importante en el equipo de campaña.

¿En qué países aún no hay detenidos?

En Argentina, México y Venezuela no han prosperado las investigaciones abiertas o denuncias realizadas a raíz de las confesiones en Brasil de los ejecutivos de Odebrecht.

Por lo que toca a Argentina, han sido señalados tanto personajes ligados al kirchnerismo como con vínculos al actual mandatario argentino, Mauricio Macri, pero no hay hasta el momento ningún detenido. Entre los involucrados está Julio de Vido, ministro de Planificació

n en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. También está bajo investigación Manuel Vázquez, asesor del ex secretario de Transportes, Ricardo Jame.

De los involucrados relacionados con el actual mandatario argentino, se indaga la participación de Gustavo Arribas, actual jefe de la Agencia Federal de Inteligencia, por recibir recursos de Odebrecht durante la campaña por la presidencia de Argentina.

En México, la PGR lleva una investigación contra Emilio Lozoya, ex presidente de Pemex, quien habría sido el receptor de la totalidad de los sobornos que Odebrecht repartió en el país. Con fiscalías acéfalas, entre las que se cuentan la PGR, la Fepade y la Anticorrupción, la investigación contra Lozoya ha quedado en suspenso.

Para Venezuela, las sospechas recaen sobre Nicolás Maduro y demás funcionarios ligados al chavismo. Hasta el momento, no hay detenidos en el país que recibió 98 millones de dólares en sobornos.